Desde hace bastante tiempo, se lee en redes sociales las carreras ilegales y derrapajes que se suceden por las calles de nuestro municipio y que continúan proliferando como si Rivas fuese un coto sin ley para practicarlo.

Es un hecho que estas actividades son ilegales, ya que vulneran unas cuantas normas, leyes y derechos de los vecinos de Rivas. En estos hilos de las diferentes redes se puede leer y entrever la desesperación de los vecinos y su sensación de impotencia ante tales hechos. Surgen, como es obvio, opiniones de todo tipo; pero sin duda, hay algunas que llaman la atención.

Algunos de los vecinos comentaban: “…que la policía haga su trabajo”. Y no les falta razón, cada uno debe hacer su trabajo, pero veamos.

Todos tenemos un poquito de responsabilidad en estos asuntos y un trabajo que hacer. En los momentos de elecciones municipales, esas que afectarán al modo y calidad de vida en nuestro municipio, los vecinos tenemos un trabajo también que hacer y al que, a veces, no prestamos la suficiente atención o dedicación. De ese trabajo bien hecho, dependen los resultados posteriores.

Ese trabajo consiste en leer los programas y las iniciativas que promueve cada partido político que presenta su candidatura y ver si esas iniciativas y esas prioridades me benefician y beneficia a mi ciudad, a mi familia, a mí y nuestra comodidad y bienestar. Te llegaría a sorprender como algunos programas de partidos de “Marca”, eran líneas sueltas como si de un índice genérico se tratara. Para qué más pensarán, si nadie se lo va a leer, nos van a votar, porque siempre nos votan, hagamos lo que hagamos luego.

No olvidemos que los políticos, aunque algunos se crean, después de tantos años, los señores feudales de un bastión permanente, no son ni más ni menos, personas que autorizamos con nuestros votos a que nos representen y tomen las decisiones más adecuadas para mejorar nuestra vida. No son o no deberían ser más que eso.

Y como sugiere un famoso anuncio televisivo: “que tú, después de tantos años en los que te he estado eligiendo para que me representases, no tienes en cuenta mis necesidades básicas y te dedicas a asegurar tu sillón y poco más; pues yo, me voy a…” a otro que me represente mejor.

Y tras esta introducción del trabajo que a cada uno nos compete, vamos al lío de las carreras ilegales. El partido municipalista de Vecinos por Rivas Vaciamadrid y algún otro, que a pesar de mencionarlo, no lo ha cumplido, llevábamos en su nuestro programa y como una de las máximas prioridades, el incremento de efectivos de policía local.

¿Por qué?, pues porque entre otras cosas, que se deducen solas, Rivas Vaciamadrid se encuentra situada en los primeros puestos, y aumentando cada año, en el ranking de municipios con mayor índice de delincuencia e inseguridad. Y gran parte de culpa de estar en este pódium es debido a que la ratio “policía/habitantes” es en estos momentos ridículo para un municipio que supera ya los 90.000 habitantes. No hay que olvidar que el ratio recomendado es de 180 policías por cada 100.000 habitantes, y en la actualidad tenemos menos de 130. Y otro motivo, podría ser porque ninguno deseamos que se corra la voz de que el bajo índice de seguridad que patrulla por Rivas la convierte, cada vez más, en un caldo de cultivo para maleantes, delincuentes y traficantes, donde campar a tus anchas.

Como ya habrás deducido, vecino, este no es el punto de vista del actual consistorio, ni de su alcalde, que se ha cansado de difundir que Rivas es una ciudad segura, que en Rivas no hay drogas ni delincuencia preocupante, es decir, lo contrario a lo que arrojan los datos oficiales, lejos de los datos existentes, prevalece su creencia.

Desde el partido político municipal de Vecinos por Rivas, que está compuesto de vecinos como tú, conocemos la realidad, nos movemos por las calles, nuestros hijos van a estos colegios y vivimos junto a estas pistas de rally improvisadas. Los propios vecinos nos trasladan sus preocupaciones y, curiosamente, no coinciden con el optimismo que se respira y defiende desde el consistorio. ¿viven acaso en otra realidad paralela?

Todo esto nos lleva a lo siguiente. A lo mejor lo que se ve a primera vista como: “A ver si la policía hace su trabajo”, debería verse como: “…no son suficientes efectivos para controlar y garantizar la seguridad de los vecinos de un municipio que ha crecido tanto”.

Nosotros, los ciudadanos en general, tenemos que hacer nuestro trabajo cuando vamos a votar, habiendo leído los programas electorales y viendo y analizando lo que se nos cuenta y las prioridades que tenemos cada uno de nosotros en cuanto a mejoras en nuestro municipio. Si para ti, es un problema la inseguridad, la falta de paz, de tranquilidad, la creciente aparición de drogas en los colegios de Rivas, etc, mira bien a quién votas, porque ese es tu trabajo, el de todos.

Hagamos nuestro trabajo y elijamos que nos represente alguien que piense como nosotros, que defienda lo mismo que nosotros y que si nosotros somos conscientes de que se necesitan más policías en Rivas, elijamos a alguien que también crea en eso y lo haga posible.

Es bastante probable, muy probable, que, si hubiesen más agentes patrullando por Rivas, no sería tan apetecible organizar carreras, derrapar en rotondas y zonas de aparcamientos en nuestro municipio, entre otras cosas, ¿no crees vecino? Porque la policía, hacer su trabajo, nos consta que lo hace e incluso nos consta que tienen iniciativas más allá de sus obligaciones. Iniciativas que se ven ninguneadas o despreciadas por nuestros actuales dirigentes, convencidos de que todo va bien. Esos dirigentes a los que se vota sistemáticamente, (porque es la marca a la que siempre he votado), pero que no he leído sus propuestas antes de votarles, y que resultan que no coinciden con mis inquietudes y mantienen que Rivas es suficientemente segura y no es necesario hacer más al respecto.

Como curiosidad reciente, ¿sabías que los propios policías solicitaron más medios y recursos para estas fiestas de 2022, en previsión de la lógica avalancha de asistentes, tras los años de confinamiento y restricciones, por lo que se preveía una afluencia de público desbordante, como así ha sido, y la respuesta fue que no era necesario, que con los que eran y con lo que tenían era suficiente?

Hay otras curiosidades inquietantes con respecto a la relación ayuntamiento-policía local como la sanción promovida por un concejal, de sancionar con 3 AÑOS Y 4 MESES a un policía local por PEDIR UNOS EPIS en tiempos de pandemia, pero eso es otro asunto que daría para otro artículo y ya ha sido tratado por muchos medios cuando la justicia anuló esa sanción abusiva y sin sentido fruto de algún tipo de rencilla previa, pero que no viene ahora al caso. Si quieres saber más de esto (que no tiene desperdicio):

Titular de El País al respecto de la reducción de la sanción al oficial de policía Arturo Ojer. Así que ya tenemos todas y todos trabajo, la policía local hará el suyo, como viene haciéndolo, y nosotros como vecinos, hagamos el nuestro antes de ir a las urnas. Elijamos a alguien que represente nuestros intereses y que piense como nosotros.

Como dice nuestro sabio refranero español, de aquellos polvos vienen estos lodos.

Otro Rivas es posible y todo puede mejorar, poca confianza inspiran los que piensan que todo está bien y así debe seguir. No vecinos, todo es mejorable y algunas cosas no siempre se hacen bien y se deben reconocer y cambiar.

Desde el partido de Vecinos por Rivas, sigue siendo una prioridad absoluta normalizar la ratio policías/habitantes y desde luego volverá a aparecer en nuestro programa de cosas a mejorar en nuestro municipio. Nuestro programa está desarrollado en base a las quejas y demandas de los vecinos y vecinas del municipio que nos hacen llegar constantemente sus preocupaciones en todos los campos de la política municipal.

Susana Freeman Vocal del Partido Vecinos por Rivas Vaciamadrid