Pegasus (genitivo “pegasi”), es una de las 88 constelaciones existentes y una de las 48 inicialmente descritas por Ptolomeo. En la mitología griega, Pegaso era el caballo de Zeus, dios del cielo y de la Tierra. El caballo Pegaso, junto con su hermano Crisaor, nació de la sangre derramada por Medusa, una de las tres hermanas Gorgonas, cuando Perseo le cortó la cabeza. Desde la Antigüedad, ya Hesíodo aplica a Perseo el calificativo de “jinete” y Ovidio afirma sin lugar a dudas que cabalgó “sobre un caballo con alas”. Después de Perseo, muchos quisieron domar al mágico y veloz caballo, pero solo Belerofonte lo consiguió gracias a una brida mágica que le ofreció la diosa Atenea en sueños. A pesar de ello, Belerofonte no consiguió subir al Olimpo con el caballo porque este le derribó, por lo cual, Zeus colocó a Pegasus (Foto1) en el Cielo como una constelación de estrellas.

Según la nomenclatura de Bayer, la constelación tiene 23 estrellas, siendo las más brillantes las siguientes: Enif (épsilon Pegasi) tiene una luminosidad de +2,38 y es una supergigante anaranjada 6700 veces más brillante que el Sol.   La segunda estrella más brillante es Scheat (beta Pegasi), gigante roja 95 veces más grande que el Sol, a unos 200 años-luz. Le sigue en magnitud la estrella alfa pegasi Markab (del árabe “silla del caballo”) con +2,49 mg. Esta estrella, a 133 años-luz es una gigante blanca que rota a gran velocidad y que parece haber agotado ya el hidrógeno de su atmósfera. Le sigue gamma Pegasi, llamada Algenib, una subgigante blanco-azulada y variable ceféida que varía su brillo en 0,09 magnitudes. Markab, Scheat y Algenib, junto a Alpheratz (alfa Andromedae), forman el asterismo conocido como el Cuadrado de Pegaso. Observad que la estrella superior izquierda del ”cuadrado” es la que corresponde a Andrómeda (Foto2) y que este cuadrado es muy visible en el cielo estrellado.

Existen más estrellas brillantes en la constelación, como son: Matar (eta Pegasi +2,95 mg.) que es una binaria,  zeta Pegasi (Homam, +3,40 mg), blanco-azulada, phi Pegasi (Biham +3,50 mg.), estrella blanca, Shadalbari (mu Pegasi +3,50 mg) gigante amarilla, 12 veces más grande que el Sol…y así hasta las 23 estrellas con nombres asignados.

La constelación tiene el “honor”de albergar al primer planeta extrasolar descubierto alrededor de la estrella 51 Pegasi en 1995. El planeta, llamado Dimidio, orbita a una distancia respecto a la estrella equivalente a un 5,3 % de la distancia entre la Tierra y el Sol.

Entre los objetos Messier, la constelación contiene a M15, el famoso “Cúmulo de Pegaso” uno de los cúmulos globulares más antiguos conocidos y una auténtica joya para ser observado, porque su magnitud visual es de 6,2 lo cual le hace muy asequible a un pequeño telescopio de aficionado. (Foto3).

Otro objeto del espacio profundo es el llamado Quinteto de Stephan, conjunto visual de cinco galaxias elípticas cuya galaxia más brillante es NGC 7320, a sólo 40 millones de años luz de distancia. (Foto4)

.

Localizar a Pegaso es muy fácil. Se encuentra entre Andrómeda al Norte y Piscis y Aquarius al Sur. Dado que con Andrómeda forma el “Cuadrado”, lo mejor es situarnos en esta y ya tenemos el cuadro perfecto del Caballo Alado, cuya mejor época del año para su observación es Octubre entre las 21 y las 22 hrs.

No dejéis de ver la Galaxia de Andrómeda porque se encuentra un “poquito” arriba del cuadrado de Pegaso, siempre que, por las noches, observéis las maravillosas estrellas que nos rodean, de las que insisto: TODAS pertenecen a la Vía Láctea y se deben ver sin telescopios…

¡¡ Mirando sólo al Cielo !!

M. Manero