Llevamos años luchando contra los ocupas e inquiocupas, pero también contra los bancos y fondos de inversión. Luchamos contra mafias ocupas, asociadas muchas veces a la delincuencia, contra falsos vulnerables o vulnerables sin escrúpulos que en muchas ocasiones se encuentran amparados por los servicios sociales, que declaran vulnerabilidades para paralizar desalojos y desahucios pero no para dotar de recursos habitacionales a los mismos. Y por si no fuera suficiente, tenemos que luchar contra parte de la opinión pública que nos considera «bulo y alarma social», pero sobre todo, contra un gobierno que nos ignora y nos da la espalda.

No comprendemos cómo nuestro sufrimiento crea tanto rechazo y desprecio en parte de la sociedad, que a su vez no nos escucha e ignora utilizando argumentos huecos que nos relacionan con grandes corporaciones bancarias y empresas de alarma. No entendemos por qué algunos partidos y sus bases giran el discurso de la ocupación a cifras y causas olvidando completamente las consecuencias que recaen sobre ciudadanos de clase media y baja. Quizás hemos sido sacrificados por un conflicto de ideas excluyente, que olvida nuestro sufrimiento y obvia nuestros derechos no así nuestras obligaciones.

La Plataforma de afectados por la Ocupación, Leyantiocupas, es una plataforma apolítica y sin ánimo de lucro que en representación de todos sus miembros y de aquellas víctimas a las que no hemos podido llegar todavía,  lanza un mensaje de auxilio para que todas aquellas personas que vean y sufran nuestra injusticia ACUDAN A APOYARNOS EN LA CONCENTRACIÓN  convocada para el próximo día 27 de marzo a las 12 de la mañana en la Plaza del Congreso de Madrid.

NO PODEMOS TOLERAR MÁS LOS AGRAVIOS Y PERJUICIOS DE UNA LEY INJUSTA QUE NO NOS EXCLUYE. Necesitamos un cambio legislativo que evite y castigue la ocupación y medidas urgentes que reviertan nuestra situación. NO SOMOS CIUDADANOS DE SEGUNDA

Por ese motivo, volvemos a concentrarnos en Madrid el próximo día 27 de marzo a las 12 horas en la Plaza del Congreso.