Todas las constituciones españolas aprobadas en el siglo XIX declaran que la religión oficial es la religión católica. La Constitución de Cádiz de 1812 proclama en su artículo 12: La religión de la nación española es y será perpetuamente la católica, apostólica, romana, única verdadera. La Nación la protege por leyes sabias y justas y prohíbe el ejercicio de cualquier otra.

Solamente el proyecto de Constitución de la 1ª República elaborado en 1873 proclama claramente la libertad de cultos (art.34) y separación Iglesia-Estado (art.35), la prohibición a las administraciones públicas subvencionar directa o indirectamente a la Iglesia católica o a cualquier otro culto.

El 14 de abril de 1931 se proclama la República gracias a la movilización popular.

La República se propuso modernizar la sociedad española, organizó la alfabetización de la población y la escolarización de los niños y niñas (creo cerca de 9000 escuelas en los dos primeros años de la república), ofrecer una enseñanza de calidad, sin adoctrinamiento, culturizar al pueblo y educarlo para la libertad impulsó la cultura y las artes, implantó el matrimonio civil, aprobó el divorcio.

La Constitución de la II República proclama la separación entre las iglesias y el Estado y establece que la escuela será laica.

Sobre todas estas cuestiones se debatirá en una charla organizada por el Ateneo Republicano de Rivas y por la Asociación Laica de Rivas

30 de noviembre a las 19:00 h

Salón de Actos de la Casa de las Asociaciones

También te puede interesar