Solo se construye creyendo en una idea, dotándola de fe;

y cuando algo está creado pasa a ser una certeza.

Por eso no hay diferencia entre crear y creer.

Creo en ti y creo en nosotros,

creo en lo que somos cuando somos uno

y en lo que creamos cuando estamos juntos.

A tu lado puedo creer en todo.

A tu lado puedo crear universos

donde en solitario todo se inunda de nada.

De tu mano cualquier probable puede hacerse cierto

como cierto es que hubo fuego donde mueren brasas.

Y no tengo otra esencia que lo que soy

mientras me confieres forma y me creas y me amas,

y no tengo otro objeto que seguir siendo tu credo

cuando mi creencia en ti engendra mis certezas.

Creo contigo y en ti

y así creo la vida y los instantes perfectos.

Si tú crees en algo yo puedo crearlo

y lo que quieras crear, en eso creo.

Porque si es para amar,

es lo mismo crearnos que creernos.

Raquel Sanchez-Muliterno
Psicóloga. Escritora.
https://www.facebook.com/RaquelSanchezMuliterno/