El Equipo de Gobierno de Ambite ha hecho balance de las actuaciones en materia de transporte y movilidad realizadas a lo largo de esta legislatura en el municipio en lo que han definido como “una apuesta decidida” del Ayuntamiento por el fomento del transporte público.

El Consistorio está acometiendo obras en la creación de una nueva escollera para contener el terreno de la nueva parada de autobuses de la urbanización Sierra del Tajuña hacia la M-215. Una infraestructura no sólo necesaria para poder dotar a la urbanización y a esta zona del municipio de un servicio de transporte público, sino que posibilitará la ejecución de un parking disuasorio que podrá ser utilizado tanto para aquellos que visiten la Vía Verde, como para quienes decidan dejar su vehículo privado antes de coger el autobús, así como para las personas que se acerquen hasta el Cementerio Municipal.

“Podríamos decir: Misión Cumplida. Pero no nos vamos a quedar ahí. Ahora que contamos con una nueva parada, el objetivo es dotar a Ambite de más conexiones con los pueblos vecinos, por lo que estamos solicitando al Consorcio la prolongación de la línea 321 que nos uniría con el Hospital Universitario de Arganda del Rey y con las localidades que integran la Missem, como Olmeda de las Fuentes, Pozuelo del Rey, Villar del Olmo o Nuevo Baztán, así como con Campo Real, donde se encuentran nuestras urgencias comarcales y que alberga la zona básica de salud”, ha explicado el primer teniente de alcalde, Apolonio Alcaide.

En este sentido, el regidor ambiteño, Francisco Javier Carmona, ha recordado que Ayuntamiento y el Consorcio de Transportes de Madrid siguen colaborando estrechamente para mejorar la movilidad. Fruto de ello es la renovación de las tres marquesinas de las paradas de autobuses del casco histórico en una actuación conjunta en la que el Consistorio ha ejecutado con fondos propios la ampliación en cinco metros de las paradas para poder instalar las nuevas marquesinas y mejorar la accesibilidad y seguridad de estos puntos.

Mejoras en seguridad

Junto con las actuaciones para mejorar el transporte público en Ambite, el Ayuntamiento también solicitó a la Dirección General de Carreteras la puesta en marcha de dos tramos de semáforos en los accesos al municipio, además de la iluminación del tramo entre la entrada de la urbanización Sierra del Tajuña y el puente sobre el río Tajuña.

Por un lado, en febrero de este año, se instaló un semáforo de control de velocidad en la entrada a la localidad por la M-215 en sentido Orusco de Tajuña. Se sumaba así, a los semáforos de regulación del tráfico instalados en el puente sobre el río Tajuña en dirección a Mondéjar instalados en julio de 2021 y que han reducido considerablemente las situaciones de peligro en esta vía con una alta densidad de tráfico, tanto de turismos, como de peatones y vehículos de gran tonelaje.