En el artículo de este mes vamos a aprovechar unos troncos de poda para hacer asientos o pies de maceteros para colocar nuestras plantas.

MATERIALES

  • Unos troncos restos de poda de diferentes alturas
  • Lijas
  • Trozos de azulejos
  • Chapas de botellas de bebida
  • Tapaporos
  • Silicona
  • Un tubo de cemento cola
  • Brochas

REALIZACIÓN

Comenzaremos limpiando y quitando trozos de corteza suelta para luego dar un buen lijado a los troncos.

Comprobamos que los troncos tengan unas buenas bases de asiento y les damos un par de manos de tapaporos. En la cara superior tendremos que pegar con la silicona los azulejos o las chapas de bebida. Una vez toda la cara superior esté bien seca daremos una lechada para tapar los huecos que haremos con el tubo de cemento cola.

Ya están listos nuestros asientos.

 M.ª Dolores Fernández

Artesana