1) Nosotros, pensionistas de la COESPE, fieles a nuestra tradición de solidaridad con las víctimas de la represión en su lucha por sus derechos sociales en el mundo entero; fieles a nuestras propias movilizaciones en nuestro país por la defensa de los intereses del pueblo trabajador, contra los sistemas de pensiones privados y contra las privatizaciones, expresamos nuestra absoluta solidaridad con la movilización de millones de trabajadoras y trabajadores, jóvenes, precarios, contra las medidas antisociales del gobierno colombiano y contra la represión brutal.

Un comité nacional de huelga («Comité Nacional de Paro», CNP) se ha formado con las principales organizaciones sindicales (CUT, CTC, CGT) y la Federación de docentes (Fecode). Se han unido también la Minga indígena, pensionistas, organizaciones de estudiantes, de comunidades urbanas y rurales, de camioneros, etc…

Desde el 28 de abril, con una fuerte movilización el día 1 de mayo, día internacional de la lucha de los trabajadores, y el día 5, hasta hoy, hay huelgas, protestas, bloqueos y marchas en toda Colombia.

Lo que ha provocado estas movilizaciones es una «terapia de choque», el proyecto de Ley Tributaria, que grava todos los productos de consumo popular en un 18%. Desde los combustibles y gasolina, café, azúcar, huevos, servicios públicos en los barrios, servicios de internet y ordenadores para el trabajo y los estudios en casa, hasta los servicios funerarios. Todos los precios tienen que subir. El poder colombiano, que está vinculada al narcotráfico y a la administración USA, ha querido hacer pagar a la clase trabajadora y a todas las capas de la población, la crisis económica aumentada por la pandemia. Quieren hacer pagar al pueblo unos 6.300 millones de dólares en impuestos mientras que privatizan aún más la sanidad. Todo esto en una situación desastrosa con un paro oficial de un 17% y la mitad de la población en la “irregularidad”, que genera precariedad extrema y pobreza.

La reforma de la sanidad de Duque se produce precisamente en una situación en la que la inversión de capital extranjero en el sector de la sanidad en Colombia ha aumentado considerablemente en los últimos años. La reforma quiere establecer un sistema similar al que se utiliza en Estados Unidos, en el que los usuarios, además de pagar una EPS (Entidad Promotora de Salud) tendrían que pagar unas  pólizas de seguro médico adicionales por patología, de no tener estas pólizas adicionales, el paciente no sería atendido.

La Ley Tributaria solo es la punta del iceberg de esta rebelión social. La movilización se dirige contra todas las condiciones de miseria y de hambre, contra la reforma de la sanidad, por el derecho a la vida, contra la guerra, por la paz, contra la ineptitud del poder para enfrentar la pandemia.

2) El presidente Iván Duque fue lobista financiero en Wall Street y no es un secreto que la campaña electoral de Duque fue financiada con el dinero del narcotráfico. El gobierno Duque es considerado por los pueblos de la región como satélite directo de la administración norteamericana contra los pueblos que defienden sus intereses vitales. La represión interna en Colombia se suma a la represión contra los pueblos en la región. Así la reacción de Duque a la movilización popular ha sido feroz:

«A día de hoy tenemos 1.089 casos de violencia policial”, manifiesta Martha Alonso, representante de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) al día 3 de Mayo. Al día 8 de Mayo ya hay: 47 personas asesinadas, 930 detenciones arbitrarias, 12 casos de violencia sexual contra mujeres, 548 desaparecidos, 28 victimas de heridas en los ojos…

3) Desde el día 28 de abril millones de colombianas y colombianos se movilizan en las calles en la huelga general con el «Comité Nacional de Paro» (CNP), A pesar de sus maniobras Duque tuvo que retirar la reforma fiscal el día 2 de mayo. Pero la movilización sigue y se extiende.

Como manifiesta el CNP en su comunicado del día 3 de Mayo de 2021:

«Consideramos el anuncio de la retirada del proyecto de reforma tributaria como un triunfo de los millones de colombianas y colombianos que se han movilizado y del apoyo mayoritario que la ciudadanía brindó al Paro Nacional. Este hecho sucede después de 6 días de Paro Nacional, en donde las autoridades civiles, los militares y la policía han cercenado a diario las libertades y las garantías democráticas para el ejercicio de la protesta social que ha dejado decenas de asesinados y centenares de heridos y detenidos. (…) EL Comité Nacional de Paro manifiesta su decisión y orientación de seguir en el paro y la movilización nacional levantando como objetivos centrales para este momento:

  • Garantías y Libertades Democráticas, garantías constitucionales a la movilización y la protesta. Desmilitarización de las ciudades, cese de las masacres y castigo a los responsables. Y, así mismo, el desmonte del ESMAD.
  • Negociación con el Comité Nacional de Paro del Pliego de emergencia así resumido:
  1. Retiro del proyecto de ley 010 de salud y fortalecimiento de una masiva vacunación.
  2. Renta básica de por lo menos un salario mínimo legal mensual.
  3. Defensa de la producción nacional (agropecuaria, industrial, artesana, campesina).
  4. Subsidios a las MiPymes y empleo con derechos y una política que defienda la soberanía y seguridad alimentaria.
  5. Matrícula cero y no a la alternancia educativa.
  6. No discriminación de género, diversidad sexual y étnica y
  7. No privatizaciones y derogatoria del decreto 1174. (…) »

4) Nosotros, las plataformas de pensionistas por la defensa del sistema público de pensiones, agrupadas en la COESPE, manifestamos nuestro repudio a la violenta represión organizada por el gobierno de Iván Duque contra el pueblo trabajador colombiano que ejerce su legítimo derecho a concentrarse en las calles de su país en rechazo a las políticas de ajuste. Expresamos nuestro apoyo total y nuestra solidaridad con la lucha del pueblo trabajador en Colombia, de los pensionistas, jóvenes, del pueblo en las calles por sus reivindicaciones sociales justas.

Exigimos

– El cese inmediata de la represión del gobierno Duque contra las manifestaciones

– La libertad inmediata de los manifestantes detenidos

– El castigo a los responsables de los asesinatos de manifestantes

Comisión Internacional COESPE

 

También te puede interesar