Esta gente de VOX, son sin duda gente ingeniosa. Lo cual sería admirable, si no fuera porque leer sus escritos resulta tan penoso como indignante.

Esta jovencita sonriente que aparece en la página 43 de RIVAS AL DÍA, con el nombre de Mª Ángeles Guardiola y rótulo de portavoz de VOX, siguiendo las instrucciones de algún iluminado de la incontestable, venerable y nunca bien ponderada jerarquía de su democrático partido, se permite titular su artículo con el ignominioso consejo de convertir el 8-M en el día de las Víctimas del Coronavirus.

Sin duda se queda corta en sus pretensiones, ya que debería plantear que el 8-M fuera El día Internacional de las Víctimas del Coronavirus.

Estoy seguro que cuando esta propuesta llegue a Francia, Reino Unido, Alemania o los Países Nórdicos, la acogida alcanzará tal grado de euforia, que Guardiola se convertirá en un referente de la política internacional.

No descarto que reciba, la medalla de oro del Congreso de los Estados Unidos.

Yo, que no soy como ella, ni mujer, ni joven, me quedo anonadado al leer, ‘que el 8-M, es ‘una fecha utilizada, como arma arrojadiza en una guerra de sexos’.

‘…un día utilizado para enfrentar a hombres, contra mujeres…’

¿Guerra de sexos? ¿Enfrentar a hombres y mujeres?

A mis 65 años, no he sentido jamás, la necesidad de plantear una guerra de sexos. En mi vida he entendido que la lucha feminista era una lucha contra el hombre.

Igual no ha existido nunca tal guerra y sí una reivindicación del papel de la mujer en la sociedad, normalmente relegada, olvidada y carente durante muchos años de los más elementales derechos.

Es un argumento muy similar, al utilizado en su día, cuando la Legalización del matrimonio homosexual. ‘Era un atentado contra la familia’

No sé si debo preocuparme, porque entonces tampoco lo entendí. Yo que formo y he formado siempre parte, de una denominada ‘familia tradicional’, no he sido capaz de percibir el peligro, ni antes, ni ahora.

¿A lo mejor sufro un problema de exceso de ingenuidad?

Desconozco que conocimientos tiene la señora Guardiola, de la evolución de los derechos de la mujer a lo largo de la historia, pero no veo de más, que considerara conocer algunos aspectos, que me temo ignora.

Quizá convendría recordar que la mujer hasta el año 1545, bajo la inspiración de Nuestra Santa Madre Iglesia, por la que muy probablemente  Guardiola mantenga gran devoción, ‘la mujer no tenía alma’

Quizá convendría recordar, que hasta 1931 no tenía derecho al voto, que hasta hace unas décadas no podía abrirse una cuenta corriente en un banco.

A mí no obstante de toda la retahíla de los abusos que históricamente se han cometido en España contra la mujer, tengo que destacar este artículo del Código Penal.

Afortunadamente, no del código penal actual, si no del auspiciado por otro siniestro personaje, que no me cabe duda que recabará también, la veneración de Guardiola: Francisco Franco.

El marido, que sorprendiendo en adulterio a su mujer, matare en el acto a los adúlteros, o alguno de ellos, o les causare cualquiera de las lesiones graves, será castigado con la pena de destierro.

Si les produjese lesiones de otras clases, quedará exento de pena. (Art 43 del Código Penal de  13 de Enero de 1945)

No se moleste el lector, en buscar un artículo que permita ejercer a la mujer la justa reciprocidad. ¡No lo encontrará!

¡GLORIOSO!

No puede obviarse que la igualdad entre hombres y mujeres ha ido convergiendo en los últimos años, no obstante, eso no implica la desaparición del 8-M. Ello por varias razones.

En primer lugar, porque existe un claro problema de desigualdad en cuanto a la remuneración salarial, en cuanto a la distribución de las tareas domésticas. Una desigualdad ensanchada con la pandemia.

También por si puede servir en la concienciación, de muchos varones que aún con apariencia del Siglo XXi manejan pensamientos y verbalizaciones hacia la mujer, más propias del cuaternario.

No hace falta ir muy lejos: ‘… puta, puta, puta’ (Retransmisión de los premios Goya, 6 de Marzo de 2021)

Asimismo, porque conviene remover la memoria, para no olvidar la historia

Así como, porque el movimiento feminista internacional, tiene que ser un espejo para el mundo, especialmente en aquellos países, donde los derechos de niñas y mujeres, no alcanzan lo más mínimo sensiblemente razonable.

A pesar de todo, no quiero terminar, sin dejar a la señora Guardiola, sin algunas sugerencias.                 Verá; le propongo implantar el Día de las Víctimas del Coronavirus, el 18 de Julio, o el 1º de Abril, o si lo prefiere, el 20 de Noviembre.

¡Por mí, por alternativas, que no quede!

José M. Castán

También te puede interesar