Yolanda Díaz estima que Cataluña “ha pasado página” del unilateralismo independentista

 

La vicepresidenta segunda del Gobierno y líder en el mismo de Unidas Podemos, Yolanda Díaz, diagnosticó este viernes que Cataluña “ha pasado página” y que “ya nadie está pensando en esas opciones”, en referencia al unilateralismo.

Lo hizo en una entrevista en Catalunya Radio recogida por Servimedia en la que, al preguntársele por la relación entre el Gobierno y Cataluña, aseguró que “los catalanes saben que el Gobierno de España cumple con su palabra” y que ambas partes han “avanzado mucho”, por ejemplo “en materia de indultos, y no ha sido fácil”, y también con “acuerdos en materia lingüística” que ella, gallega, dijo que querría para su comunidad.

“La mesa de diálogo está funcionando”, aseguró. “Nunca debimos abandonar el diálogo entre Cataluña y el conjunto del país, es el mayor error que hemos vivido. Estoy segura de que alcanzaremos un acuerdo”.

Díaz no se atrevió a dar una fecha para la próxima reunión de la mesa ni para la reforma del delito de sedición, porque tampoco son sus cometidos directos, pero garantizó: “Cuando avancemos en alguna de las materias, nos volveremos a reunir”. Atestiguando que “se va poco a poco”, la vicepresidenta reivindicó que “hay que poner en valor las cosas que conseguimos”.

“Cataluña creo que ha pasado página, está mirando hacia adelante y tiene problemas serios”, diagnosticó, enumerando la pobreza infantil, la sanidad pública y actualmente su Gobierno en minoría. “Cataluña quiere mirar en un momento de enorme incertidumbre al futuro y resituarse en nuestro país”. Según apostilló, le gustaría “reencontrar a una Cataluña que fue una gran luchadora y fue vanguardia cultural, económica y en términos sociales” y que “eso es lo que se espera de Cataluña, siempre tendiendo la mano y mirando a la esperanza”.

Preguntada por qué piensa que Cataluña ha pasado página cuando sigue habiendo movilizaciones independentistas, la vicepresidenta se refirió al “unilateralismo” independentista, detectó que “ya nadie está pensando en esas opciones y sí en la búsqueda de soluciones” y concluyó que le “consta que quieren avanzar”, porque “la gente lo que quiere es política útil, resolver sus problemas”.

Díaz atestiguó que ella no es independentista “pero sí una demócrata”, y en este sentido dijo comprender “la legitimidad de defender” esas posiciones “siempre que sea pacíficamente”. En cuanto a la sedición, se congratuló de que “ideas que teníamos en nuestro espacio político ahora son hegemónicas”, puesto que Unidas Podemos defendió su reforma antes que el PSOE, y reiteró que España “necesita una reforma en términos de algunos tipos penales”, también ambientales.