Vehículo Eléctrico (% sobre total) en municipios madrileños

La movilidad es uno de los principales retos del siglo XXI. Un primer paso, obvio, hacia una movilidad sostenible es la reducción de la movilidad más contaminante.  La ley de cambio climática y transición energética obliga que todas las ciudades de más de 50.000 habitantes establezcan territorios “en el que se aplican restricciones de acceso, circulación y estacionamiento […] conforme a la clasificación de los vehículos por su nivel de emisiones”. Es decir, las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE).

Además de obligatorio, es imprescindible que las políticas municipales se dirijan a dificultar la circulación de los vehículos más perjudiciales. Todo ello, acompañado de “medidas de sensibilización, comunicación y participación ciudadana, así como un estudio de impacto económico y social” según recoge las Recomendaciones para proyectos de ZBE del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Los reglamentos de ZBE que se están aprobando en las ciudades que ya están poniéndolas en marcha establecen que, a medio plazo y como norma general, sólo los vehículos con etiqueta 0 o ECO (eléctricos, híbridos. GNL y GLP) podrán acceder. 

Etiqueta 0 en vehículos eléctricos

Vehículo Eléctrico (variación interanual) en municipios madrileños

Respecto a los vehículos eléctricos, la media en España supone la baja cifra de 0.53% mientras que la madrileña dobla esa cifra hasta el 1.21% de los vehículos. En los municipios de la región vemos unas claras diferencias, sin duda por origen socioeconómico, desde el 18.8 vehículos cada mil en Pozuelo y los 2.7 de Parla. Rivas se encuentra por debajo de la media madrileña, aunque entre los valores medios-altos de la región.  Aunque el parque de vehículos eléctricos responde en mayor medida a parámetros ajenos de lo local, como la renta, quizá la variación interanual sí pueda responden en mayor medida a lo que sucede en la ciudad, como las ordenanzas fiscales o las expectativas sobre las ZBE. En 2020, respecto a 2019, fue moderado, con incrementos entre el 10 y el 50%. Sin embargo, una vez pasada la primera etapa de la pandemia, la tasa de aumento se aceleró en 12 de los principales municipios, aunque creció por debajo que el año anterior en Madrid, Coslada, Valdemoro, Alcorcón, Parla y Rivas). En 2022 nuevamente en 6 municipios descendió la tasa de aumento: Móstoles, Rivas, Leganés, Alcalá de Henares, Collado Villalba y Alcobendas.

También los GLP tienen etiqueta Eco

Vehículo GLP (% sobre total) en municipios madrileños

Si tenemos en cuenta los coches GLP (gas licuado del petróleo), que optan a tener una etiqueta Eco, los valores se reducen aún más, con un 0.81% de media autonómica y un 0.29 de media estatal. Dados que los precios de este tipo de vehículos son equivalentes a los vehículos más habituales, probablemente este escaso índice responda a la escasez de gasolineras y de publicidad. Respecto a los municipios madrileños, Majadahonda, Rivas y Alcobendas superan el 1% de los vehículos GLP sobre el total del parque municipal.

Vehículo Eléctrico (variación interanual) en municipios madrileños

El ritmo de crecimiento está siendo más lento que en el caso de los vehículos eléctricos. El crecimiento de 2021-2020 creció respecto al crecimiento 2020-2019 en todos los municipios excepto en Rivas y Valdemoro. Como se ve en el gráfico, en este último año el ritmo de crecimiento ha descendido en todos los municipios de más de 40.000 habitantes excepto Majadahonda, donde han duplicado la proporción de vehículos GLP en el último año.

Nota: Todos los datos se han obtenido del Portal Estadístico de la DGT para los municipios de más de 40.000 habitantes de la Comunidad de Madrid. Los datos de cada año corresponden al mes de octubre.

Leire Olmeda

 

También te puede interesar