Las declaraciones de la presidenta del Gobierno de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, han vuelto a sorprender a los portavoces del Sindicato de Enfermería, SATSE Madrid, y a los profesionales sanitarios del Sermas. “Estamos de acuerdo en la necesidad de abrir los SUAP cerrados por Ayuso hace 2 años sin aviso pero para hacerlo hay que contar con profesionales (enfermeras y médicos, principalmente) y no con la voluntariedad de unas profesionales que están cansadas, mal pagadas, explotadas y ninguneadas por su Gobierno”.

El anuncio de la presidenta, hecho nuevamente fuera del ámbito de la Mesa Sectorial de Sanidad, y de cara a conseguir solo un rédito propagandístico, resulta curioso cuando, nuevamente y en menos de 1 mes, cambia la denominación de estos dispositivos. Ya no serán SAR o SUAP o PAC sino ‘Centros Sanitarios 24 horas’ a pesar de que presumiblemente solo abrirán 24 horas, fines de semana y festivos que no abran los centros de salud.

De igual forma, la presidenta ha explicado que su intención es dar continuidad a la asistencia que se presta desde los centros de salud cuando estos dispositivos estaban diseñados, en principio, para atender urgencias. La continuidad asistencial, con su enfermera y médico de cabecera, hay que realizarla en los centros de salud ya que los nuevos dispositivos deberían ser para urgencias.

Muchas son las dudas que se plantean con este anuncio como ¿Dónde acudirá el usuario cuando ambos dispositivos estén abiertos? o ¿lo que pretende realmente la presidenta Ayuso es cerrar los centros de salud a partir de las 17:00 horas (actualmente la mayoría cierra a las 21:00 horas) y que sean los mal llamados ‘Centros Sanitarios 24 horas’ los que los atiendan a la población por la tarde?

¿Voluntarios?

Por lo que hemos podido saber, el Plan de apertura de estos centros se basa casi exclusivamente en que se presenten voluntarios para cubrir la falta de enfermeras en los SAR y SUAPs. ¿Cómo se puede hacer una programación con voluntarios? Si no hay personal voluntario que van a hacer, ¿cerrarlos y poner un cartel en la puerta diciendo que el dispositivo más cercano está en …. o decir al usuario que se desplace al hospital más cercano para que le atiendan? En muchas poblaciones los actuales SAR suplen, con los medios que disponen, a las Urgencias hospitalarias que se encuentran lejos. ¿Qué pasará cuando se produzca una urgencia vital y el dispositivo esté cerrado por falta de voluntarios?

Desde SATSE Madrid se considera que las declaraciones de la presidenta no son más que un bluff propagandístico que busca arreglar algo que estropeó hace dos años con el cierre de los SUAP y que se agravará al modificar un dispositivo, los SAR (Servicios de Atención Rural) que no han cerrado durante la pandemia, ni con Filomena y que está claramente demostrado que funciona. Es un nuevo ataque a la sanidad pública madrileña que, bajo el paraguas de ofrecer la mejor atención, lo que realmente hace es socavarla, buscando, tal vez, su futuro cierre o desaparición.

Desde SATSE Madrid recordamos a la presidenta que durante años se vetó a que las enfermeras de los centros de salud pudieran realizar jornadas complementarias, pretendiendo ahora que realicen nuevamente un esfuerzo que no estará bien pagado y que perjudicará su vida laboral y profesional ya que, hay que recordar, que tendrán que realizar estas jornadas extras además de la jornada habitual.

Aducir que de esta forma, podrán aumentar su nómina, que Ayuso debe considerar escasa cuando la publicita, es una burla cruel a los miles de profesionales sanitarios que trabajan en el ámbito público ya que si entiende que es una forma de incrementar salarios, lo que debe hacer es pagar adecuadamente e igualar retribuciones al resto de Comunidades Autónomas que sí se preocupan de sus profesionales (Madrid es de las que peor retribuye a sus enfermeras y fisioterapeutas).

Por último, si lo que se pretende es reforzar los horarios de más frecuentación lo que tiene que hacer es incrementar las paupérrimas plantillas de profesionales para proporcionar la asistencia sanitaria de calidad que se merecen los madrileños.

Sindicato de Enfermería de Madrid SATSE