Gran éxito de las dos ‘fiestas republicanas’, pero ¿no sería mejor que nos convocaran a una sola y unitaria?

Organizaciones como el Partido Comunista de España o Izquierda Unida, han hecho popular en Rivas, la celebración de un acto de homenaje a la II República, precisamente en la fecha de su constitución, el 14 de abril.

23 de abril: Fiesta(s) Republicana(s)

En esta ocasión y por circunstancias referidas a la supresión de todas las restricciones en cuanto al Covid, o hacer coincidir la celebración en un día en el que pudieran participar un mayor número de asistentes, los organizadores acordaron que se celebrara el 23 de abril.

Pero este año ha coincidido una circunstancia inhabitual, y es que dos organizaciones han convocado a la celebración de la ‘Fiesta Republicana’ en el mismo día y hora. La otra organización ha sido, el recientemente creado Ateneo Republicano. Que además, convocó el encuentro en el lugar habitual en que lo venían haciendo los primeros organizadores.

Éxito de ambas Fiestas

Dichos organizadores (unos y otros) han calificado los encuentros como ‘éxitos rotundos’, y por lo que pudimos apreciar, y atendiendo a las que suponemos expectativas de cada grupo organizador, así ha sido.

En ambas celebraciones se hicieron exaltaciones a los valores republicanos, se entregaron premios de reconocimiento a colectivos y personas acreditados en la defensa de esos valores, se enalteció la cultura recordando la vida de ilustres republicanas, así como mediante espectáculos musicales y otros para los más pequeños. Sin olvidar las exquisitas ‘paellas republicanas’.

Unidad necesaria, unidad republicana

Seguro que un gran éxito para ambas convocatorias. Pero la pregunta que se hacían muchas de las personas asistentes a una fiesta y a la otra es ¿por qué dos celebraciones del día de la república? Si ambos organizadores reivindican principios y valores republicanos, debemos suponer que los objetivos de ambos tendrían que ser coincidentes.

Y mucho más, desde la convicción de que, si la República fue posible entonces, no fue ni más ni menos que por la unidad de las izquierdas en nuestro país. Precisamente unidad tan necesitada en estos tiempos, si queremos impedir que, la derecha junto con la ultraderecha terminen gobernándonos a todas. Circunstancia que incrementa posibilidades cada día y que supondrá la eliminación de casi todos los derechos conquistados por los trabajadores y trabajadoras.

Por supuesto que afirmamos el derecho de cada organización para reafirmar su propia identidad, y por tanto de decidir lo que hace, cuando y con quien. Pero insistimos, parece que en los tiempos que corren, mostrar cuantos más signos de unidad, al menos en las acciones concretas, mejor.

Se trataría de un buen mensaje a nuestras organizaciones y a la gran mayoría de personas que no están organizadas, que están hechas un lío con los mensajes confusos, divididos y manipulados la mayoría de las veces por algunos políticos y por los medios de comunicación.

Es mucho lo que nos estamos jugando. No es comprensible que, en Madrid, Murcia, Andalucía, Galicia, Castilla-León, etc., los trabajadores y trabajadoras voten en contra de sus propios intereses. ¡Algo debemos estar haciendo mal!

Curiosamente, desde la Fiesta del Ateneo Republicano, me fui a la Fiesta Republicana organizada por el PCE e IU, muchos de los asistentes que estaban en la primera, habían acudido después a la segunda. No sé si también ocurrió al contrario.

Conclusión

Insisto, si los objetivos son coincidentes y los asistentes también, ¿no merecería un esfuerzo de acuerdo y respetando las identidades de todos, que nos convocaran a una sola ‘Fiesta Republicana’?

JM del Castillo