Un total de 83 medicamentos están en desarrollo para la enfermedad de Alzheimer

Un total de 83 medicamentos están actualmente en desarrollo por alguna compañía biofarmacéutica para la enfermedad de Alzheimer, de los que el 82,5% están considerados terapias modificadoras de la patología, según informó este martes Farmaindustria.

 

Con motivo de la celebración hoy miércoles del Día Mundial del Alzheimer, Farmaindustria recordó que esta enfermedad neurodegenerativa progresa por etapas, tras comenzar con una larga fase silenciosa antes de que aparezcan los síntomas. Es la causa subyacente en el 70% de las personas con demencia.

Esta patología, debilitante y progresiva, afecta a la vida diaria de las personas, sus familias y cuidadores. Además, supone una enorme carga para la economía y los sistemas sociosanitarios. Se estima que 9,7 millones de personas sólo en Europa ya viven con alzhéimer y la demencia.

Con una población que envejece rápidamente, es un problema de salud pública cada vez mayor en todo el mundo, pues se estima que este número puede aumentar hasta los 14 millones para 2030.

Los tratamientos disponibles ayudan a aliviar algunos de los síntomas, pero no existen terapias modificadoras de la enfermedad que varíen el curso del alzhéimer, reviertan o ralenticen sus efectos. Estas terapias permitirían a los pacientes vivir una vida independiente y mantener sus capacidades cognitivas durante más tiempo.

TRATAMIENTO

Según destacó Farmaindustria, este es uno de los grandes retos de la industria farmacéutica, que lleva más de 40 años intentando desarrollar un fármaco contra esta patología neurodegenerativa.

A principios de 2020 se contabilizaban en Estados Unidos 136 ensayos clínicos. Asimismo, el Registro Español de Ensayos Clínicos (REEC), la base de datos que impulsa la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps), recoge en estos momentos más de un centenar de ensayos clínicos para la enfermedad de Alzheimer en centros españoles.

Además, en estos momentos, 83 nuevos medicamentos están en desarrollo clínico por alguna compañía biofarmacéutica, de los cuales el 82,5% están considerados terapias modificadoras de la enfermedad.

La posible llegada de alguno de estos nuevos tratamientos tendría el potencial de cambiar la vida tanto de los pacientes como de los cuidadores, y de reducir sustancialmente la carga social y económica de la enfermedad, tal y como indicó Farmaindustria.

A esto, señaló que en cualquier caso y como ocurre con otras muchas patologías, encontrar formas de tratar, retrasar o prevenir la enfermedad requiere colaboración, asociación y abordajes novedosos.

A través del proyecto ‘Rethinking Alzheimer’s Disease, el European Brain Council (EBC) -integrado por sociedades científicas, asociaciones de pacientes y compañías farmacéuticas- y la Federación Europea de la Industria Farmacéutica (Efpia) están sumando esfuerzos con la ambición de mejorar las vías de atención en alzhéimer.