Este mes les voy a presentar una especie realmente extraña y sugerente —por ciertas connotaciones culturales— que, seguramente, por su pequeño tamaño y sus hábitos de vida, no conocerán ustedes. Se trata de una “polilla” llamada por los científicos “Trichophaga tapetzella (Linnaeus, 1758)”, pequeño microlepidóptero de unos 14 a 19 milímetros de envergadura alar.

Repartida por toda la península ibérica y, por tanto, en la Comunidad de Madrid y en nuestros municipios. A veces denominada “polilla de los tapices” vive, entre otros lugares, en los bosques bajo los nidos de diversas aves nocturnas, aprovechando las egagrópilas que se van secando tras caer al suelo para desarrollar su ciclo vital o en distintas madrigueras de mamíferos. También en las viviendas, donde destruyen productos textiles y pieles. Sus orugas no son fitófagas; en el campo se alimentan de la queratina de los restos de pelo, plumas, cutículas de artrópodos, uñas, etc. de egagrópilas de aves rapaces como la lechuza común, el cárabo, el autillo, el mochuelo o el gran duque. Dentro de las viviendas, puede encontrarse alimentándose de tapices de lana, relleno de pelo de mantas de talabartería o pieles de animales. Las orugas crean una telaraña de seda en el área donde se alimentan. Las polillas adultas no se alimentan, y solamente se ocupan de las funciones reproductoras, muriendo poco tiempo después de la eclosión.

Las “polillas” forman parte de la cultura popular desde tiempos inmemoriales y en los tiempos modernos aparecen con frecuencia tanto en los medios televisivos o radiofónicos como en el cine y la literatura. En ocasiones figuran acertadamente en el cine de terror o en el de ciencia ficción como si fuesen criaturas alienígenas y si no, para muestra un botón: observen ustedes el aspecto de los restos de las crisálidas de la especie que nos ocupa, una vez realizada la metamorfosis. Como ejemplos citar que en los cómics y videojuegos existe un villano, la “Polilla asesina”, enemigo de Batman y en el cine japonés es bien conocida la figura de “Mothra”, enemiga de Godzilla (derivado del inglés “moth”, polilla).

José Ignacio López-Colón