La Asociación de Solidaridad con el Pueblo Saharaui Rivas- Sahel contempla con estupor las declaraciones del Sr. presidente de Gobierno, D. Pedro Sánchez y su ministro de Asuntos Exteriores, Sr. Albares, en relación a la propuesta de autonomía como solución al conflicto entre el Sáhara Occidental y Marruecos y “de facto”, reconoce la soberanía de Marruecos sobre el territorio que fue provincia española, el Sáhara Occidental. A una población saharaui que lleva tantos años ignorada, de nuevo no se le ha tenido en cuenta.

Denunciamos, como lo venimos haciendo desde hace 47 años, que España no haya cumplido con su obligación de culminar el proceso de autodeterminación al que, según la legislación internacional, tiene derecho el pueblo saharaui a través de la celebración de un referéndum, ya que esta nueva propuesta unilateral niega el derecho de libre determinación del pueblo saharaui y nunca ha sido aprobada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, apartándose así de la legalidad internacional.

La decisión del Sr. Sánchez no obedece a proceso diplomático alguno a no ser que entendamos por éste el ceder al chantaje permanente que Marruecos viene ejerciendo sobre el estado español desde 1975, año en que el último gobierno de la dictadura propició la invasión por un país extranjero, de la que entonces era su provincia número 53.

Manifestamos nuestra más firme repulsa a este cambio de orientación para tratar de resolver un problema creado, en parte por la traición del gobierno de España que vendió a sus nacionales y abandonó sus obligaciones para descolonizar la última colonia de África, entregando el territorio para que fuera ocupado ilegalmente por el Reino de Marruecos.

Pedimos al Sr. presidente que rectifique y con su decisión no justifique una invasión a sangre y fuego y una ocupación de un territorio que ha supuesto casi 50 años de sufrimientos del pueblo saharaui. Tan solo tiene que hacer una cosa: cumplir con sus obligaciones y propiciar el referéndum de autodeterminación con lo que, por añadidura, cumplirá lo que recoge su programa electoral.

El comportamiento del Gobierno de España en el inmediato conflicto internacional que se da en estos momentos en Europa, dista mucho del que mantiene en el caso que nos ocupa del Pueblo Saharaui.

No hay razones, ni políticas ni económicas, que permitan al Sr. Sánchez jugar con los derechos de un pueblo, el saharaui.

Exigimos al Gobierno de España que no ceda a los chantajes del Reino de Marruecos, fuerza ocupante del Sáhara Occidental, y respete el derecho a la autodeterminación e independencia del pueblo saharaui.

Hacemos un llamamiento a todas las asociaciones solidarias con el pueblo saharaui, a instituciones y a partidos políticos para que secunden las movilizaciones que se realizarán los próximos días exigiendo al Gobierno de España que cumpla con sus obligaciones como potencia administradora y respete la legalidad internacional.

Rivas Sahel