Desde la Asociación Ladera del Almendro, vemos necesario y oportuno el proceso abierto de participación ciudadana que propone el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

Podemos opinar desde el 18 al 24 de octubre en “rivasciudad.es”

La pregunta, dirigida a todas las personas mayores de 16 años censadas, es:

“¿Debe Rivas Vaciamadrid parar su crecimiento urbanístico y poblacional para definir entre todos y todas un nuevo modelo de desarrollo urbano para las próximas décadas?

Desde nuestro punto de vista asociativo, la respuesta adecuada es SI.  Vamos a pararnos ahora a pensar junt@s en los barrios cómo seguir creciendo”.

Y lo explicamos así:

Rivas Vaciamadrid es una ciudad abierta. Podrá seguir creciendo en el futuro y lo hará sin duda. Ojalá lo haga con unas condiciones diferentes a las que tenemos en este momento, que empiezan a dificultarnos la vida, a enrarecer la convivencia y a destrozar la ciudad y el medio ambiente.

Porque:

Ahora, crecen exponencialmente:

  • Las edificaciones sin una adecuada planificación y sin infraestructuras parejas adecuadas que las acompañen, primando lo intereses particulares de promotoras y constructoras.
  • Las grúas, los camiones de obra, y los vehículos particulares.
  • La suciedad y los residuos de forma desmedida.
  • La población de diversas edades con creciente necesidad de servicios de viabilidad, educación, sanidad, espacios verdes, esparcimiento canino…

Ahora, no crecen al ritmo que deberían:

  • Las vías de entrada y salida a la ciudad, provocando aglomeraciones y diversos daños, con riesgo de accidentes, ni tampoco la red de transporte interno.
  • Los centros educativos para atender a toda la población infantil y juvenil.
  • La atención sanitaria pública, fallando por insuficiencia de recursos la atención primaria y no habiéndose construido el Centro de Especialidades.
  • Los comercios de proximidad.
  • Los efectivos policiales proporcionales al crecimiento poblacional.
  • Los parques, servicios y espacios de encuentro –en algunos barrios– para personas de diversas edades, así como los espacios y recursos para la población canina.
  • El cuidado del Parque Regional del Sureste, perjudicado por la falta de otros espacios y por actitudes incívicas.
  • La capacidad para recoger y eliminar de manera limpia y sostenible los residuos.

Por todo esto, decimos: “sí; queremos pararnos a pensar entre tod@s el crecimiento de los barrios y de la ciudad”.

Os animamos a participar en la votación, que nos lleva a seguir reflexionando junt@s.

“Haciendo barrio, construyendo ciudad”

También te puede interesar