La ciudad estrena un monumento contra la LGTBIfobia dedicado a las personas que sufren discriminación, desigualdad o violencia por razón de diversidad sexual y de género.

El callejero de una ciudad, cómo se nombran sus calles y lugares del espacio público, dice mucho de su personalidad. Y esa determinación por recordar personas o causas es algo que Rivas Vaciamadrid viene cuidando históricamente. El último ejemplo: el parque del Orgullo LGTBI, con el que se pasa a designar la zona ajardinada de la avenida de José Hierro situada frente al edificio municipal Atrio.

En el enclave se erige, desde el pasado 26 de junio, un monumento contra la LGTBIfobia. Un rincón de la ciudad para recordar a quienes lucharon y luchan por un mundo donde se respete la diversidad y la singularidad de cada cual, sin importar la condición sexual. Un parque que recuerda a quienes ya no están, a quienes sufren discriminación, desigualdad o violencia por razón de diversidad sexual y de género. Un lugar de memoria llena de orgullo.

El origen de este espacio se remonta a una petición de la Fundación Triángulo Rivas, que propuso levantar un monumento contra la LGTBIfobia en Rivas, así como poner un nombre sobre la misma temática a un parque ripense, explican desde la Concejalía de Feminismos y Diversidad, que ha materializado la iniciativa.

Recogiendo esta sugerencia, ahora concretada a través del proceso ‘Rivas, párate a pensar’, el parque es una realidad. Al monumento, con placa, lo precede un parterre de flores con los colores de la bandera arco iris, símbolo de los colectivos LGTBI.

CANTAUTORA ALICIA RAMOS
Así mismo, una señal urbana luce el nombre de parque del Orgullo LGTBI en la esquina entre la calle de Jorge Guillén y la avenida de José Hierro. En el acto de inauguración actuó la cantautora, articulista y escritora LGBTI Alicia Ramos.

Foto adjunta: Representantes municipales y de colectivos LGTBI, el día de la inauguración del nombre del parque. MARIO F. TREJO