Rivas tiene 15.000 vecinos y vecinas sin centro de salud. Estas familias no tienen más opción que acudir a los otros tres centros que existen en la ciudad. A nadie se le escapa, como también venimos denunciando hace tiempo, que la red de atención primaria en nuestra ciudad está colapsada. De hecho, han pasado nueve años desde que se puso en marcha el tercer centro de salud. En este periodo vivían en nuestra ciudad 20.000 personas menos que ahora. Sobran más comentarios.

Desde el Ayuntamiento quisimos anticiparnos, por eso llevamos diez años planteando a la Comunidad de Madrid que debía llevar a cabo inversiones para ampliar el número de centros de salud y la cartera de servicios sanitarios que disponemos en Rivas.

No nos quedamos simplemente en la reivindicación, fuimos más allá y hace cuatro años cedimos una parcela para que la consejería de Sanidad pudiera construir un nuevo centro de salud con especialidades, porque resulta sorprendente que una ciudad como la nuestra no tenga atención médica especializada ni servicio de urgencias. No es un asunto menor porque tampoco podemos olvidar que el 80% de la presión asistencial del Hospital del Sureste es la población de Rivas.

Ante la falta de respuesta de la Comunidad de Madrid, el Ayuntamiento de Rivas volvió a dar un paso más y ya en 2020 propuso asumir la construcción del cuarto centro de salud, como hemos hecho con la mayoría de los colegios públicos, porque lo que no podíamos permitir es quedarnos cruzados de brazos ante los planes del Gobierno de Ayuso para Rivas: según su planificación sanitaria, Rivas no tendría un cuarto centro de salud hasta principios de 2026… Algo sencillamente insostenible cuando somos ya casi 100.000 habitantes.

Hace unos días conseguimos, por fin, desbloquear esta situación. En la reunión que mantuvimos con el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, junto a la concejala de Salud, Carmen Rebollo, y el director general del Proceso Integrado de Salud de Madrid, Jesús Vázquez, acordamos iniciar una colaboración entre ambas administraciones para que desde el municipio podamos adelantar plazos y fondos y construir cuanto antes el necesario cuarto centro de salud en el barrio de La Luna. Porque aunque no es una competencia municipal nuestra obligación es resolver cuanto antes los problemas que acucian a la ciudadanía ripense.

Esa misma tarde nos reunimos con el Consejo de Salud de nuestra ciudad, para dar explicaciones puntuales y nos comprometimos a estar muy vigilantes en las próximas semanas para conseguir que este compromiso se convierta en realidad.

Somos conscientes del colapso que vive nuestra sanidad pública madrileña, especialmente la atención primaria. También sabemos que nada es casual, y que estas son las consecuencias de los largos años de recortes y privatizaciones. Por eso desde el Ayuntamiento no vamos a escatimar esfuerzos para dar respuesta a los problemas, para defender la atención que se merecen las personas y familias que viven en nuestra ciudad, porque la salud es un derecho y no una mercancía.

Pedro del Cura, alcalde de Rivas Vaciamadrid