Se recuerda en todo el mundo cada 10 de septiembre con el objetivo de fomentar en todo el mundo compromisos y medidas prácticas para su prevención.

2020 fue el año con más suicidios registrados en la historia de España desde 1906.JAVON SWABY

Cada 10 de septiembre se conmemora en todo el mundo el Día Internacional para la Prevención del Suicidio. El objetivo, fomentar en todo el mundo compromisos y medidas prácticas para su prevención.

El suicidio constituye un grave problema de salud pública. Por este motivo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llegado a calificarlo como la epidemia del siglo XXI. Cada año, alrededor de 700 000 personas se quitan la vida y muchas más intentan hacerlo, según datos de la agencia de la Naciones Unidas.

En España el suicidio constituye la principal causa de muerte externa no natural. Durante el año 2020, según fuentes del Instituto Nacional de Estadística (INE), se contabilizaron 3.941 suicidios. Siendo este 2.020, por el momento, el año con más suicidios registrados en la historia de España desde 1906, momento en el que comenzaron a recogerse datos.

“Destacar el efecto muy negativo de la pandemia de la COVID 19 en el incremento del número de suicidios en nuestro país. Las medidas de aislamiento en la población, la sensación de peligro, incertidumbre y otros factores han provocado que la salud mental de muchas personas se haya visto afectada”, describen desde la Concejalía de Salud del Ayuntamiento de Rivas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la causa principal de los suicidios son los trastornos mentales, especialmente vinculados con la depresión.

Aun tratándose de un grave problema de salud pública, su prevención es posible, adoptando medidas multisectoriales e integrales, dirigidas a la población general, a determinados grupos de riesgo y a la propia persona en particular.

Estas medidas exigen la coordinación y colaboración de sectores de la sociedad como los de la salud, la educación, las fuerzas del orden, la justicia, los medios de comunicación. etc.

La OMS ha elaborado una guía de aplicación para la prevención del suicidio en los países denominada (‘Vivir la vida’) en la que se recomienda:

  • Restringir el acceso a los medios utilizados para suicidarse (por ejemplo, los plaguicidas, las armas de fuego y ciertos medicamentos).
  • Educar a los medios de comunicación para que informen con responsabilidad sobre el suicidio.
  • Desarrollar en la adolescencia aptitudes socioemocionales para la vida.
  • Detectar a tiempo, evaluar y tratar a las personas que muestren conductas suicidas y hacerles un seguimiento.

024: TELÉFONO DE PREVENCIÓN

En este sentido, el Gobierno dentro del Plan de Acción 2021-2024 de Salud mental y COVID del Ministerio de Sanidad ha puesto en marcha un número de atención telefónica para ayudar a las personas que tengan pensamientos, ideas o riesgo de conducta suicida:  teléfono 024, de ayuda y prevención contra el suicido en España

Para las personas que tengan la necesidad de llamar es importante que sepan que se tratará de una línea anónima, confidencial y accesible para todo el mundo y que ofrece atención y apoyo por medio de personal especializado que ayudar en una situación tan delicada.

Por otro lado, esta línea telefónica también proporcionará toda la información necesaria para poder tener acceso a los servicios sanitarios especializados más adecuados según la situación de cada persona.

Además existen otras líneas de ayuda que también pueden ser de utilidad en estos casos como el teléfono de la Esperanza, que dispone de un número específico para atención emocional y situaciones de crisis: 717 003 717 o en el caso de la infancia y adolescencia, la Fundación ANAR ofrece un teléfono durante 24 horas: 900 20 20 10.