Este 4 de mayo nos jugábamos mucho: la defensa de los servicios públicos y de las conquistas sociales. Y en Rivas lo sabemos bien. Durante 26 años hemos sufrido el maltrato institucional de los sucesivos gobiernos del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, negando a la ciudadanía ripense las infraestructuras necesarias que merecen.

A pesar de la continuidad de Isabel Díaz Ayuso en la presidencia de la Comunidad de Madrid, Rivas resiste. Frente a los titulares y al relato inmediato que se quiere imponer, los resultados electorales del 4 de mayo a la Comunidad de Madrid  reflejan un claro predominio del bloque de la izquierda en nuestra ciudad con una ventaja de 11 puntos con respecto al bloque de la derecha. Y con unos datos de participación muy elevados que nos siguen poniendo a la cabeza de la región con cerca de un 83%, seis puntos más que la media regional.

En Rivas sabemos que hay alternativa al modelo que se nos presenta para la Comunidad de Madrid. Porque frente al empeño de seguir haciendo de los servicios públicos el negocio de unos pocos, en nuestra ciudad seguiremos defendiéndolos. Porque el mayor aprendizaje en esta pandemia es que cuando todo se tambalea, solo lo público nos salva.

Durante los dos próximos años, nos toca seguir siendo el dique de contención de las mismas políticas regresivas de la derecha en el Gobierno autonómico para garantizar los derechos de la gente. Dos años en los que seguir demostrando que hay otra forma de gobernar.

Mientras, desde el Gobierno municipal seguiremos reivindicando, junto a nuestro tejido social, y trabajando duro para que Rivas deje de ser el municipio con menos centros de salud por habitante y contemos con el centro de especialidades. Continuaremos exigiendo que la consejería de Educación licite de una vez las obras para finalizar el CEIPSO La Luna y firme el convenio comprometido con este Ayuntamiento, desde el verano pasado, para poder empezar a construir el colegio público Mercedes Vera en el barrio centro. Seguiremos defendiendo contar con un metro digno y que deje de estar en manos de una empresa privada. Al igual que volveremos a solicitar que cumplan con el Pacto Regional para resolver el problema de la Cañada Real o que se impliquen en la financiación del acceso a la M50.

Nuestra ciudad tiene que seguir avanzando y seguir siendo el referente en el ámbito del municipalismo, la solidaridad, la sostenibilidad y el feminismo con la convicción de que remamos con fuerza para hacerlo posible.

Aída Castillejo, portavoz del Grupo Municipal IU Rivas-Equo-Más Madrid

También te puede interesar