Los portavoces actuales de los grupos municipales entregaron un galardón a sus homólogos de la cuarta Corporación (1991-1995).

El ex alcalde Antonio Serrano agradeció el gesto y recordó los retos que se vivieron en dicha legislatura.

 

El pasado martes, 19 de abril, el Ayuntamiento de Rivas homenajeó a la Corporación de los años 1991-1995. En aquel entonces, votaron 8.000 personas de los 14.000 habitantes de Rivas. Como resultado, fueron electos 7 concejales de IU, 6 del PSOE, 2 del PP y 1 independiente, igual que Los Verdes.

Acto de homenaje a la IV Corporación Municipal de Rivas-Vaciamadrid (1991.1995)

Acto de homenaje a la IV Corporación Municipal de Rivas-Vaciamadrid (1991-1995)

Este tipo de actos comenzaron a celebrarse en 2019, con la primera Corporación democrática del 79. Este año retoma su esencia presencial, con público.

El actual Alcalde, Pedro del Cura, declaró: “en este 2022 se da las gracias y devuelve el trabajo a esa política que saca lo mejor para ponerlo en la mesa, es importante conocer la historia de la ciudad, hoy somos como somos gracias a esas buenas decisiones que se tomaron, gracias a la IV Corporación, un abrazo en nombre de la ciudad”.

Pedro del Cura hace entrega del obsequio a uno de los ediles.

Uno de los ediles homenajeados recibe el obsequio.

Memoria feminista

Previamente a los galardones, se rinde memoria a dos concejales que han fallecido: Raúl Jiménez y Ceferino Riestra. También se excusó a Santiago de Mon por razones de salud y a Esteban Cabal, a quién no pudieron localizar. Una de las concejalas homenajeadas, Pilar Jiménez, hizo un alegato en defensa de la igualdad de la mujer, visiblemente emocionada. “Os pido, por favor, que el tiempo que estéis aquí dedicarle todo el tiempo que podáis a pedirle al alcalde y a los portavoces los mayores presupuestos a la lucha por la igualdad de género, creo que somos nosotras las mujeres las que tenemos que estar en primera fila en esta lucha” exclamó Jiménez.

Anécdotas para la historia: “con muy poca leña, armamos un buen fuego”

Antes de cerrar el acto, el exalcalde de la Corporación Antonio Serrano cogió el bastón de mando. Haciendo memoria, recordó: “Fue una legislatura muy convulsa y me acuerdo en especial de una frase de la principal de la oposición en el último pleno, cuando dijo que con muy poca leña habíamos armado un buen fuego, para luego ponerse a disposición del Alcalde”. En privado, Serrano contaba lo difícil que fue una legislatura en la que el juez Moreiras embargó las cuentas de la administración (algo ilegal según la legislación vigente). En opinión del ex-alcalde, este juez “no debería haber aprobado primero de carrera”, así que no le hizo caso pese a la amenaza de ser detenido porque “no podía parar la ciudad, no hice caso al auto”.