La realidad de las ciudades ha cambiado. Factores como la pandemia y la crisis climática nos empujan a reformular el espacio urbano.  Nos invitan a pensar cómo queremos que sea Rivas en las próximas décadas: ¿para vivirlas o solo para dormirlas? ¿Para pasearlas o solo para recorrerlas en coche? Un debate que se está dando en las ciudades más avanzadas de Europa y del que Rivas no es ajena.

Ante este contexto, desde el Gobierno local y desde mi grupo municipal entendíamos que merecía la pena hacer un paréntesis y compartir con la ciudadanía esta reflexión. Porque ser ripense es tener la certeza de que es posible hacer una ciudad entre todas y todos. El resultado de la consulta vecinal ‘Rivas, párate a pensar’ así lo ha reflejado. No solo porque se ha batido un récord de participación en el histórico de encuestas impulsadas por el Ayuntamiento, votando 14.199 personas, si no que el SÍ ha ganado con un 82% de los votos emitidos.  La respuesta ciudadana es clara: Rivas debe parar y repensar el modelo de ciudad que queremos.

El mensaje de la ciudadanía ha sido contundente. Y el equipo de Gobierno ha tomado nota. Ahora se abre un proceso apasionante de escucha, consultas y participación. La ciudadanía es quien mejor conoce las necesidades de Rivas en cada calle y en cada barrio.  Por eso, el conjunto de la ciudad tenemos la oportunidad de decidir colectivamente cómo, desde el presente, reorganizamos el desarrollo urbano con la mirada puesta en afrontar los retos que tenemos por delante: sostenibilidad, movilidad o igualdad, entre otras cuestiones.

Todas las mentes y manos son necesarias en este camino que ahora comienza.  Pero también será necesaria la colaboración de todas las administraciones, en especial, la de la Comunidad de Madrid. Porque si de algo hemos hablado mucho es de cómo nuestros servicios públicos, en especial la educación y la sanidad, están colapsados por la falta de infraestructuras que no solo Rivas merece, si no que necesita. Garantizarlos es una prioridad. Y precisamente uno de los objetivos de esta consulta es poder decirle a la gente que quienes vivimos en Rivas y quienes vayan a vivir van a gozar de los mismos derechos y servicios públicos.

Es el momento de sembrar con propuestas el futuro de Rivas. De hacer de nuestra ciudad un lugar más amable, más humano y, sobre todo, pensado para todas las personas que la habitamos. El futuro es nuestro. Vamos allá.

Aída Castillejo, portavoz del Grupo Municipal IU Rivas-Equo-Más Madrid