Rivas contra las violencias machistas

 

Noviembre es el mes para reivindicar con más fuerza el derecho de las mujeres a no sufrir ningún tipo de violencia machista. A ser libres de poder salir de noche sin sentirse amenazadas. Libres de no tener que escuchar ningún “piropo” que nadie les ha pedido. Libres de llegar a casa sin tener que enviar un mensaje al resto de amigas diciendo que ya “están a salvo”. Libres de decir “no” porque solo sí es sí. Libres de decidir sobre su cuerpo. Libres de que nadie les juzgue por su edad. Libres de no ser señaladas porque no cumplen con un canon de belleza determinado e impuesto. Libres de discriminación por su lugar de origen. Libres de que ningún hombre crea que son de su propiedad. En definitiva, de que las mujeres puedan tener una vida libre de violencias. 

Desde hace mucho tiempo, este Ayuntamiento trabaja en el día a día desde una perspectiva transversal para hacer de Rivas una ciudad más igualitaria. Un firme compromiso que se reafirma aún más cada 25 de noviembre, no como un mera efeméride contra las violencias machistas, sino que a través del análisis y la reflexión de las entidades locales que componen el Consejo de Municipal de Mujeres sale toda una campaña de denuncia en la que, como este año, se quiere dar visibilidad a las diferentes situaciones de discriminación, desigualdad y violencia que viven las mujeres según las diversas identidades poniendo el foco en el racismo, el edadismo y los estándares corporales. 

Y es que por mucho que haya quienes niegan sistemáticamente la realidad existente, hay datos que son estremecedores. Según la última Macroencuesta de Violencia contra la Mujer, una de cada dos mujeres han sufrido algún tipo de violencia machista en nuestro país. Por eso es tan importante educar en igualdad desde todos los ámbitos, desde el respeto a las mujeres, porque los hombres no somos seres superiores. Como sociedad no nos podemos permitir normalizar ni legitimar que en pleno siglo XXI ocurran hechos como que los residentes del Colegio Mayor Elías Ahuja insultasen y amenazasen a las alumnas del Colegio Mayor Santa Mónica porque es “su tradición”. 

Aunque el camino recorrido es largo, aún nos quedan pasos que seguir dando para acabar con este problema estructural que es el patriarcado y que requiere que desde todas las instituciones trabajemos en políticas públicas que reconozcan los derechos de las mujeres. Desde Rivas continuaremos aportando nuestro granito de arena para habitar un mundo más igualitario en el que existan espacios libres de violencias machistas. Es por ello que no quiero dejar de agradecer la labor de concienciación y sensibilización que realiza durante todo el año el equipo de la concejalía de Feminismos y Diversidad, encabezado por mi compañera y concejala Yasmin Manji, y que en este 25N nos invitan a profundizar en los diferentes tipos de violencias machistas asociadas a su condición por etnia, edad y corporalidad. 

José Luis Alfaro

Portavoz del Grupo Municipal IU Rivas-Equo-Más Madrid