En el Partido Popular de Rivas Vaciamadrid consideramos que el Ayuntamiento, como ente administrativo más próximo al ciudadano, tiene un papel primordial en la intervención ante las adicciones. Debemos dar prioridad a la atención integral de adolescentes, jóvenes y sus familias, en su entorno natural comunitario, en particular en los centros educativos, focalizando la atención en los consumos de alcohol, cannabis, usos inadecuados de las nuevas tecnologías y juego patológico.

Esta problemática perturba y limita negativamente el bienestar de los individuos, de sus familias y de la comunidad en su conjunto. El abordaje de este fenómeno debe, por lo tanto, tener en cuenta esta complejidad, de modo que las medidas adoptadas formen parte de una amplia política social que integre el conjunto de acciones tendentes a mejorar la salud y las condiciones de vida de los ciudadanos.

El marco municipal se presenta como un escenario idóneo de intervención en este campo porque constituye el referente administrativo más cercano a la ciudadanía y la mayor proximidad facilita la detección precoz de los problemas, y permite una más rápida localización de las respuestas.

Los municipios cuentan con casi todas las competencias en el área de Servicios Sociales, desde donde se pueden formular propuestas para la prevención y la inserción social. La necesidad de lograr la inserción de la persona que tiene una adicción como parte imprescindible de su proceso de cambio, señala la importancia de un marco que permita el trabajo comunitario y la participación de la sociedad civil. Esta capacidad de integración y de normalización puede ser claramente facilitada desde los municipios.

El Plan Municipal de Adicciones de Rivas Vaciamadrid debe tener como misión, evitar o reducir los problemas de adicción de la población ripense, así como los daños y consecuencias relacionados con la conducta adictiva; los que pueden afectar a la persona adicta, a su entorno familiar y social próximo y a la comunidad en su conjunto.

Desde el Ayuntamiento se debe fomentar el desarrollo de estilos de vida saludables e informar de manera veraz sobre las adicciones, así como favorecer la adopción de actitudes contrarias al consumo de drogas, incluido el alcohol y el tabaco, y detectar de forma precoz el inicio en el consumo de drogas.

La prevención debe ser la línea prioritaria de la intervención, orientada a la sensibilización social frente a los riesgos relacionados con las adicciones, ofreciendo a la ciudadanía información y formación de calidad, adaptando y potenciando la acción preventiva a los nuevos espacios de la comunicación social, en particular internet y las redes sociales, con especial énfasis en los consumos de alcohol de menores de edad.

Asimismo, se deben desarrollar programas dirigidos a mujeres que aborden las dificultades que presentan, con especial atención a la violencia de género vinculada con las adicciones, y dar respuesta a las nuevas necesidades que aparecen en nuestra ciudad en el ámbito de las adicciones, como pueden ser las adicciones comportamentales y el consumo de drogas emergentes.

Es imprescindible poner en marcha un Plan Municipal de Adicciones en Rivas Vaciamadrid, que promueva acciones para evitar y/o retrasar la edad de inicio de las conductas adictivas, así como reducir los riesgos asociados a ellas, y ofertando a adolescentes y jóvenes con adicciones o en riesgo de presentarlas, la atención y los recursos necesarios para abordar, de forma integral y con perspectiva de género, las situaciones de riesgo, las conductas adictivas y los daños y consecuencias derivados de las mismas, procurando la mejora de su salud y calidad de vida, de su entorno familiar y social, y de su nivel de integración.

 

También te puede interesar