Parece ser que para el Partido Popular ripense, el problema de la sanidad en nuestra ciudad es como el manido tema del desafecto al “patriotismo” hispano, algo que es producto de la rojería, de los social comunistas, que quieren enfermar y vivir a “lo rey emérito” con la baja en la buchaca, desarbolar el país (¿a dónde vamos a ir, almas cándidas?) para partir España en trocitos y trabajando entre bambalinas para que perdamos el mundial de fútbol.

Todos somos de Rivas Vaciamadrid y hemos de velar por nuestra salud aquí, caiga de donde caiga la solución y todos somos españoles y hemos de velar por los nuestros (nuestra patria) aquí, caiga de donde caiga la solución.

Lo ocurrido en el Pleno ordinario de noviembre, las mentiras (tal vez obligadas desde otras alturas), la salida del pleno menospreciando a los vecinos y vecinas para no escuchar un texto de la Plataforma por la Sanidad Pública, colocan al Partido Popular en una posición de huida hacia adelante que va mas allá de lo electoral y raya en la ceguera ante un problema cierto, concreto y vital.

Ya no apoyan que haya una mejor sanidad en nuestra ciudad sino que echan la culpa a la falta de médicos en todo el Estado. Pero, vamos a ver, si lo que queremos es que se construya otro centro de salud, aquí, en Rivas Vaciamadrid y hasta, desde el Ayto, con su aquiescencia, se han presupuestado dineros para ello, para realizarlo y ya nos lo pagarán, porque podemos y somos así de atrevidos.

Nosotros y nosotras, cigüeñeros de pro, apoyamos su construcción sin fisuras, porque somos noventa y tantos mil habitantes (¡¡ a 31,000 por centro de salud!!) y no queda otra, y no queremos que vengan mas vecinos, ni vecinas,  a vivir a esta ciudad, para que nos peleemos por una cita con el médico de cabecera. Si faltan médicos búsquense, si faltan ambulatorios constrúyanse, pero ¿por qué si tenemos el terreno y ofrecemos pagar la construcción, no nos dejan hacerlo?, ¿por qué?…

En estas, se ha líado (ya venía despuntando) el asunto de los carriles bici y como huele a elecciones a todo se nos enganchan los partidos al uso y abuso. Solo queremos decir una cosa: sin salud, sin piernas para pedalear, ni médicos que nos suturen los golpes de la caída ciclista, no nos sirven para nada los carriles bici estén realizados como estén realizados. Pensemos, saquemos conclusiones, de que es lo mollar. Ablentemos, separemos la paja del grano y actuemos caiga quien caiga con nuestro voto reparador.

Que la navidad nos traiga anhelos de escuchar al prójimo y nos quite los deseos de embestir cual reses bravas pero huérfanas de respeto y humildad.

Empatía, ciudadanos y ciudadanas, empatía que todos somos de la misma choza y es española. ¿Dónde vamos a ir que mejor estemos?.

 

Salud, comunicación, felices fiestas y próspero 2023 os deseamos desde El Pregonero, programa informativo de Radio Cigüeña.

www.radiociguena.org