Si, este es un maldito refrán que viene al pelo, en tantas situaciones y es tan evidente tantas veces, que ya está vaciado su contenido por el uso y el abuso.

Es tan abundante, sobretodo en política, y sobretodo en la izquierda desleída (la derecha se dedica a cosas mas corruptas y de llenar el bolsón) por chusqueros, melancólicos, ganapanes y correveidiles que casi sería conveniente pasar al dicho aquel, de “mas vale poco y bien, que mucho y mal”. Pero, en fin, no se enfaden con nosotros los que creen que hemos de bailarle el agua porque para bailar ya hay en Rivas Vaciamadrid, asociaciones de baile que dominan el swing, salsa, bachata…, infinitamente mejor que nosotros.

En realidad el caso que nos ocupa y nos llena de estupor y negación de cabeza, es un asunto festivo y que mas bien sería de dominación, usufructo, acaparamiento y de aquí no me baja nadie porque soy el número uno en la escala de los buenos rojos y los dioses del estoy en todos lados porque me lo merezco.

O tal vez sea la cortedad de miras, el ensimismamiento forofo, y el creer que los objetivos los vas a lograr tu y tus doscientos inquebrantables, por encima del horizonte y sus nubes de tormenta.

Concretaremos, para que las meninges bajen al asfalto callejuno ripense. La cosa va de república y de festejar la tal con vistas a un futuro de libertad, igualdad y fraternidad.

Resulta que en estos tiempos pandémicos los tocapelotas republicanos normales, que no quieren jefes de estado de braguetazo sino de votos, divagando en balcones y terrazas, enmascarillados, decidieron, entre latigazos internéticos y videollamadas pensantes, crear un Ateneo Republicano de Rivas Vaciamadrid y confinadamente, pantallazo a pantallazo legalizaron el bicho.

Los popes del cortijo no dijeron ni mu, demasiadas tareas. Eso si, obviaron presentaciones de libros importantes (sobre el tema que nos ocupa, claro, el republicanismo), y ningunearon documentales de mérito, debates y convivencias tricolores, que mes tras mes daban fe del trabajo de la asociación a pesar de la clamorosa ausencia de republicanos ripenses “devotos y declarados” pero sujetos a disciplina sectaria… o monetaria, que casi es peor.

El día a día republicano lo ha ganado el Ateneo Republicano con su constancia y trabajo, pero al verse en lontananza el 14 de abril, han aparecido dos fiestas republicanas que, ciertamente, auguran malos rollos: el mismo día, la misma hora, el sitio “distinto”.

No puede servir, como argumentación, la defensa del “hegemonismo” sobre paellas y fiestas anteriores, por parte de IU-PCE, cuando se ha creado una asociación con fines republicanos claros, concretos y únicos. Tampoco se puede aceptar una defensa del republicanismo “roja” absoluta, cuando hay mucha mas gente que comulga con esa forma de gobierno que como ya hemos dicho en otras ocasiones, no es de izquierdas ni de derechas, es una forma de gobierno con muchos ejemplos a lo largo y ancho de este absurdo mundo.

Estas actuaciones solo pueden llevar a malos encuentros, y en todo caso señoras y señores de IU, PCE Rivas, nominen como merecedor de premio, al Ateneo Republicano en este año de los patitos porque si alguien ha defendido, trabajado y avanzado las ideas republicanas en nuestra ciudad en los últimos tiempos ha sido el Ateneo Republicano de Rivas.

Piensen, hablen, lleguen a conclusiones porque la monarquía merece un revolcón y los ciudadanos/as merecemos que si llega la república no sea sin estar nuestra cabeza colocada en donde es menester.

Salud y comunicación desde El Pregonero programa informativo de Radio Cigüeña.

www.radiociguena.org