Este tampoco ha sido un año fácil. En el curso anterior las aulas estuvieron seis meses vacías, debido a la crisis sanitaria, aunque la escuela siempre estuvo abierta. Por eso, el regreso del alumnado a sus centros educativos era una prioridad, así como garantizar una vuelta al cole lo más segura posible.  Y una vez más, toda la comunidad educativa puso todo su empeño en hacer lo imposible para que así fuese, a pesar de los días previos al inicio escolar marcados por la incertidumbre.

En Rivas la educación pública es un clamor. Tenemos la suerte de contar con una de las comunidades educativas más implicadas y dinámicas que conocemos. Su compromiso con la escuela pública es diario. Porque la escuela pública no solo es el lugar de aprendizaje, sino que es el espacio que garantiza la igualdad de oportunidades. Por eso hay que cuidarla. Porque si algo ha demostrado esta situación de emergencia sanitaria es que cuando todo falla, solo nos protege lo público.

A pesar de las dificultades y de la complejidad del curso, profesorado, personal no docente, estudiantes y familias se han dejado la piel, adaptándose a los muchos cambios, para que los centros fueran espacios seguros y el curso transcurriese con la mayor normalidad sin abandonar el compromiso colectivo. Porque la enseñanza pública es garantía de progreso para avanzar hacia una sociedad libre de racismo, homofobia o cualquier tipo de discriminación, más aún en un momento en el que parece que estamos retrocediendo un siglo.

Defender la escuela pública también es exigir algo tan básico como disponer de las infraestructuras educativas que necesita nuestra ciudad. Y así lo ha hecho la comunidad educativa que no ha dejado de reivindicar a la Comunidad de Madrid los centros escolares que Rivas necesita ante la emergencia educativa que vivimos en nuestra ciudad.

Queda todo el verano por delante para disfrutar de unas merecidas vacaciones porque os las habéis ganado. Y hacerlo como hasta ahora: sin bajar la guardia y desde el cuidado y la prudencia para seguir protegiéndonos y a la vuelta poder así disfrutar de nuestras fiestas.

Gracias por ayudarnos día a día a mejorar la educación en Rivas incluso en los peores momentos. Gracias a todas y a todos por defender la educación pública en todos sus aspectos, desde los valores que deben regirla hasta los techados que nos cubren cuando llueve. Gracias por estar y cuidar siempre de la educación pública. ¡Gracias!

Pedro del Cura, Alcalde de Rivas Vaciamadrid

También te puede interesar