Ya se han podido replicar 25 ejemplares en los municipios de Sevilla la Nueva, Coslada, Ambite, Rivas Vaciamadrid, Madrid capital, Cadalso de los Vidrios, Fuenlabrada, Rascafría, Canencia, Aranjuez, Alcalá de Henares, San Martín de Valdeiglesias y Soto del Real.

Primer banco de semillas forestales para preservar ejemplares que se encuentran en riesgo de extinción. Esta instalación científico técnica está impulsada por el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) y se encuentra en la finca experimental La Isla, en Arganda del Rey.

El nuevo banco de germoplasma (BIFORMAD) que ha inaugurado hoy el gerente del IMIDRA, Sergio López, albergará y custodiará muestras de material genético forestal y de flora silvestre capaz de transmitir los caracteres
hereditarios de una generación a otra. Los investigadores de este organismo público las identificarán, documentarán y mantendrán en las condiciones adecuadas para su conservación y utilización. Las colecciones serán
principalmente semillas, pero también esporas, partes de plantas o tejidos naturales.

Entre los objetivos de este servicio de conservación también está la detección de las especies de escasa distribución en la región, con posibilidad de desaparecer, para propiciar su recuperación y contribuir a mejorar la diversidad
vegetal del medio natural. Además, facilitará la accesibilidad y distribución del repertorio forestal público a otros bancos y organizaciones.

Esta instalación empieza a funcionar con las primeras 140 semillas, de las cuales 25 están consideradas en riesgo e incluidas en el catálogo regional. Entre las más representativas encontramos el olmo de montaña (Ulmus glabra), que se puede encontrar en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama y en el Hayedo de Montejo; el tejo (Taxus baccata), que aparece en pequeños bosquetes y manchas de forma aislada; el sorbus; el pino pudio (Pinus nigra), presente en la población relicta de Guadarrama, conocida como El bosque plateado; la sabina albar (Juniperus thurifera) y la sabina mora (Juniperus phoenicia), ubicada en escasas localizaciones, así como la vegetación silvestre del Hayedo de Montejo.

MÁS DE 25 ÁRBOLES CLONADOS DESDE FILOMENA

Ya se puso en marcha un protocolo de actuación en febrero de 2020 para la clonación de árboles centenarios y singulares de la región que fueron derribados tras la borrasca Filomena. Esta actuación se ha realizado en el vivero del complejo La Isla y hasta la fecha se han podido replicar 25 ejemplares en los municipios de Sevilla la Nueva, Coslada, Ambite, Rivas Vaciamadrid, Madrid capital, Cadalso de los Vidrios, Fuenlabrada, Rascafría, Canencia, Aranjuez, Alcalá de Henares, San Martín de Valdeiglesias y Soto del Real.