El Alcalde de Rivas, Pedro del Cura; la vicealcaldesa Mónica Carazo; y la concejala de Movilidad, han presentado esta misma mañana, el nuevo Plan de Movilidad Escolar Sostenible y Segura que se pone en marcha en los centros escolares de la ciudad.

Ha sido la concejala de Movilidad Marisa Pérez, quien ha expuesto el `Plan’ y ha desgranado los objetivos: Proteger la salud de niños y niñas de Rivas, mejorar la calidad del aire en el entorno escolar, cambiar los hábitos de transporte hacia una movilidad más sostenible, mejorar las condiciones de seguridad vial, prevenir la accidentalidad. Estos son los objetivos del ambicioso Plan de Movilidad Escolar Sostenible y Segura que el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid pone en marcha desde hoy mismo 6 de septiembre en todos los entornos escolares de la ciudad, convirtiéndolos en Zonas de Bajas Emisiones, adecuándose así a la reciente Ley de Cambio Climático y Transición Energética.

Estos son los objetivos de este ambicioso Plan, que este Ayuntamiento pone en marcha desde ya mismo en todos los entornos escolares de la ciudad, convirtiéndolos en Zonas de Bajas Emisiones. El Plan de Movilidad Escolar Sostenible y Segura del Ayuntamiento de Rivas, fue aprobado en Pleno el mes de julio de 2016 y cuenta con el apoyo de la comunidad educativa, busca, en definitiva, avanzar hacia una ciudad más sostenible, amable, habitable, segura, responsable y participativa. Más sostenible porque minimizará los niveles de contaminación atmosférica y acústica; más amable porque favorecerá la vida autónoma de las personas, la accesibilidad global y la igualdad de oportunidades; más habitable porque abrirá los espacios públicos a la convivencia de las personas, evitando que los vehículos sean los protagonistas de la ciudad; más segura porque reducirá la peligrosidad y siniestralidad; más responsable porque respetará el medio ambiente al apostar por la reducción del efecto invernadero y el cambio climático; y más participativa porque la población ripense podrá decidir acerca de la ciudad que quiere para el día de mañana.

Por todo ello, en Rivas, desde este septiembre, todos los entornos escolares pasarán a ser Zonas de Bajas Emisiones, lo que significa que las distintas calles adyacentes a escuelas infantiles, colegios e institutos se realizarán restricciones de acceso, circulación y estacionamiento de vehículos. Únicamente accederán los transportes públicos y vehículos de alumnos con dificultades de movilidad. Tampoco el profesorado podrá acceder con sus coches, aunque la Comunidad de Madrid ha instado al Ayuntamiento para que acceda a que éstos últimos sí puedas aparcar en las zonas que lo hacían hasta ahora (interior de los colegios o zonas reservadas para ellos).

El Plan se organizará en tres fases:

Durante la primera fase, pensada hasta diciembre de este año, se producirá la adecuación de todos los entornos escolares, observando posibles mejoras y correcciones durante los primeros meses de funcionamiento. En este primer mes, la policía municipal informará y corregirá aquellas actuaciones no acordes con el ‘Plan’, pero no impondrá multas.

En la segunda fase, a lo largo del presente curso, se reforzará la participación de la comunidad educativa con el objetivo de seguir mejorando tanto los entornos escolares como las zonas interiores de los mismos. Se tendrán en cuenta sus aportaciones e incluso los chicos y chicas podrán decorar a su gusto el vallado de madera instalado a la entrada de los coles.

Por último, la tercera fase, que tendrá lugar en el próximo curso 2022-2023, se ejecutarán los trabajos con más apoyo del proceso participativo, además de impulsar un proyecto de caminos escolares seguros.

Lo antes posible, el Ayuntamiento acometerá las reformas en las entradas de los colegios, ampliando las aceras y otras modificaciones que proporcionen más espacio y seguridad.

Con el fin de facilitar la entrada y salida de los centros educativos, sobre todo durante las primeras semanas de implementación del Plan, desde el Ayuntamiento de Rivas se realizará una amplia campaña de divulgación del mismo a través de todos sus canales informativos, no solo señalando con detalle la situación de cada entorno escolar sino también recomendando alternativas al mismo. Además, durante todo el verano el Ayuntamiento ha estado trabajando en una señalización visible de todas las calles afectadas por esta medida.

El alcalde de Rivas, Pedro del Cura, cree que “este último año de pandemia y de emergencia climática nos ha demostrado que debemos repensar las ciudades tal y como las entendíamos hasta ahora”. “Toca pensar en la ciudad que queremos ser para las próximas décadas”, apunta Del Cura

Grandes ciudades del mundo como Londres, París o Barcelona ya han comenzado a implementar medidas en esa línea, demostrando que se trata de una acción que protege directamente a la infancia En la capital londinense, por ejemplo, los cortes de tráfico donde hay colegios durante sus horarios de entrada y salida han supuesto un descenso del 23% de los niveles de dióxido de nitrógeno (NO2).

También te puede interesar