Cuando se lanzó el proceso participativo ‘Párate a pensar’, uno de los desafíos, entre otros, que planteó la ciudadanía, fue ser capaces de hacer de Rivas una ciudad más sostenible, en la que todos los barrios cuenten con los recursos suficientes para garantizar una mayor calidad de vida que ponga en el centro a las personas y les haga protagonistas del espacio público.

El cambio climático, primero,  y la pandemia, después, ha supuesto que reflexionemos sobre nuevos modelos urbanísticos. En Rivas decidimos, colectivamente, parar y pensar cómo queremos que sea nuestra ciudad en las próximas décadas. Y este reto complejo al que nos enfrentamos todas las ciudades conlleva poner en marcha medidas valientes que impulsen nuevos modelos de movilidad. Tenemos que conseguir espacios más seguros y sostenibles y con menor contaminación para las personas que habitamos la ciudad. Hacer más vivibles y transitables los espacios públicos supone transformar la concepción de las ciudades y dar mayor protagonismo al peatón, a la infancia, a nuestras personas mayores y hacer de nuestras calles lugares más accesibles.

Políticas globales como la Agenda de Desarrollo Sostenible de la ONU, las agendas urbanas europea y española o la Ley del Cambio Climático nos guían el camino para seguir avanzando hacia una movilidad más sostenible. Construir ciudades donde otras formas de movilidad convivan y sean compatibles con el uso del vehículo privado. Un camino que, si recordáis, ya nos marcamos en el Pacto de Ciudad, aprobado por unanimidad y firmado por todos los partidos políticos de la Corporación Municipal, sindicatos y asociaciones empresariales: “Procurando medios alternativos de transporte individual y facilitando el uso de bicicletas”, así como “peatonalizando calles y avenidas en el municipio y estableciendo calles de uso múltiple, pero con preferencia peatonal sobre la de vehículos”.

Y en esto, desde el Ayuntamiento tenemos mucho trabajo adelantado. Hemos sido de las pocas ciudades que hemos transformado los entornos escolares para que sean más seguros y saludables para nuestros niños y nuestras niñas; hemos mejorado y ampliado el servicio de BicinRivas que ha incrementado su uso de 500 a más de 15.000 viajes mensuales, especialmente entre nuestra juventud; se están mejorando las paradas de autobús para la instalación de más marquesinas que faciliten el acceso al transporte público; y se están implantando nuevos carriles bici segregados en 21 kilómetros de la ciudad haciendo que esta red sea más segura para quienes usan la bicicleta como medio de transporte para moverse por el municipio. Aún sabiendo que la Comunidad de Madrid se desentiende, seguiremos reivindicando un mejor transporte público como mejoras en las frecuencias de autobuses, en el servicio del Metro o la cuarta estación de Metro, todas ellas en el ámbito de sus competencias.

Sabemos que transformar el urbanismo y hacer compatible el vehículo privado con otras formas de movilidad requiere un periodo de adaptación, de cambios en nuestros hábitos y también de evaluación y mejora. Hay que ir más allá y tener una mirada transversal que nos haga construir una ciudad capaz de combinar desarrollo económico, bienestar, igualdad y sostenibilidad. Porque es obvio que los recursos son finitos y no hay planeta B por mucho que haya quienes sigan negando esta realidad y la utilicen para sus fines partidistas y electoralistas. 

En este 2023 sigamos trabajando para avanzar hacia una ciudad mejor, más amable, más segura y más vivible para todas y todos. Os deseo un feliz año nuevo.

José Luis Alfaro

Portavoz del Grupo Municipal IU Rivas-Equo-Más Madrid