Empieza un nuevo año, y bien podría empezar este artículo como la canción de Sabina: “Allá donde se cruzan los caminos, donde el mar no se puede concebir, donde regresa siempre el fugitivo… pongamos que hablo…” pero en este caso no hablo de Madrid, sino de Rivas. 

Y comienzo así porque Rivas es la ciudad que, cuando uno la conoce, la quiere para siempre. Quienes sentimos Rivas estamos muy orgullosas de lo que representa. Esa “aldea gala” que, como Astérix y Obélix, resiste al invasor, o mejor dicho, al privatizador. Resiste a un Partido Popular que durante 30 años siempre se ha opuesto a las políticas progresistas en la Comunidad de Madrid, pero que ha encontrado en Rivas un gobierno y una ciudadanía que ha luchado para que esta ciudad sea lo que es hoy: un referente en el ámbito económico, social y medioambiental.

Y sobre esa memoria, nuestra hoja de ruta continúa en la senda de la defensa de la sanidad y educación públicas: queremos nuestro colegio Mercedes Vera, nuestro Instituto Margarita Salas y un centro de FP, y no nos vamos a resignar con un NO por respuesta de Isabel Díaz Ayuso. Vamos a realizar todas las actuaciones necesarias para que nuestro Centro de Salud llegue ya, no en 2027, como ha avalado el PP de Rivas. 

Somos conscientes de que la sociedad ha cambiado y de los nuevos retos. Por eso, nuestro proyecto sigue la línea de apostar en la inversión de zonas verdes, en dotaciones de nuevas áreas infantiles e intergeneracionales donde prime el espacio de socialización y ocio, así como la creación de refugios climáticos que mitiguen las altas temperaturas.

Ampliamos nuestra red de huertos urbanos, mantenemos el cuidado de nuestro Parque Regional y nuestro Parque Agroecológico, y no nos olvidamos de la sensibilización ciudadana sobre los residuos, además de continuar trabajando en el Plan de asfaltado de Covibar, en la dinamización del comercio local, en la creación de empleo y, en definitiva, en la solución de los problemas diarios.

Continuamos preocupándonos por nuestros barrios, como cuando Ángel nos escribe para que no se pierda ni un solo árbol en el barrio de La Luna, cuando César se pone manos a la obra en la mejora de Covibar, cuando la Asociación Vecinal ‘La Ladera del Almendro’ colabora con nosotras para tener un parque en José Isbert, o cuando Carmen nos pide que cuidemos más la zona del Campillo de San Isidro.

Este año que comienza nuestro principal objetivo sigue siendo dar respuesta a las necesidades de nuestros vecinos y vecinas. Aún queda mucho por hacer, y de nuevo, frente a aquellos que no tienen  ni una sola propuesta para nuestra ciudad, vamos a seguir dando respuestas con humildad, confianza y diálogo, porque nuestro compromiso es con la gente. Frente al ruido y la crispación, responderemos con más trabajo, como siempre.

Nos enfrentamos a problemas graves que necesitan respuestas profundas, porque la política sin ideas resulta peligrosa, mezquina e injusta. En Rivas sabemos de dónde venimos y, lo más importante, sabemos hacia dónde vamos, y nuestros vecinos y vecinas también.

Vanessa Millán

Portavoz de Podemos Rivas