Desde el área de Mayores de Podemos Rivas opinan que “se lo debemos a nuestros mayores, tenemos que presionar desde los municipios para que la CM apruebe la Ley de Residencias”. 

Necesitamos y nuestros mayores necesitan una Ley para cambiar el modelo de centros residenciales de la Comunidad de Madrid

La Comunidad de Madrid se negó a medicalizar las residencias y esto tuvo un impacto claro en la mortalidad de los residentes. Además, la propia Consejería de Sanidad emitió varios protocolos en los que se impedía a las residencias derivar a los residentes infectados a los hospitales. Esto ha supuesto un altísimo coste en vidas humanas: entre marzo y abril fallecieron en las residencias de mayores de la Comunidad 9470 mayores.

Unidas Podemos presentó a debate y consideración de la Asamblea de Madrid, en su sesión plenaria del pasado día 11 de febrero, una Proposición que pretende cambiar el modelo de los centros residenciales para personas mayores de la Comunidad de Madrid. Fue rechazada.

La gestión de las Residencias de la CM durante la primera ola y sucesivas de la pandemia ha sido desastrosa. Con más de 9.000 residentes fallecidos, dimisiones, fallos en el protocolo de atención médica, etc. La Comunidad de Madrid se sitúa como la comunidad con mayor porcentaje de sus residentes fallecidos por coronavirus alcanzando, el año pasado, un 18,61% de residentes fallecidos a causa del Covid-19 según la información comunicada al Ministerio de Asuntos Sociales.

Esta normativa, pretende la proporcionalidad entre trabajadoras y residentes y la medicalización de los centros. Según se recoge en la propuesta, los objetivos van encaminados a proporcionar a las personas usuarias de los centros, los cuidados y la asistencia personal necesaria para realizar las actividades de la vida diaria, tratando de mantener su autonomía personal, fomentar el desarrollo y evitar el deterioro de la misma. Que las personas usuarias de los centros mantengan o desarrollen, con el apoyo necesario, actividades orientadas a las relaciones con el entorno comunitario y a participar en el mismo. Las relaciones con la familia y con otras personas residentes o ajenas al medio residencial, y participen, en lo posible, en la vida del centro.

Los centros de mayores deberán estar dotados de equipamiento y asistencia médica permanente. Así como protección para las personas encamadas.

Asimismo, se deberá asegurar la separación física de las zonas de entrada y vestuarios de las personas trabajadoras respecto de las zonas de las personas residentes. Con zonas de desinfección aneja a los vestuarios y dotadas de lo necesario para garantizar la asepsia debida.

José Luis González Márquez, miembro responsable del área de Mayores de Podemos Rivas opina que “se lo debemos a nuestros mayores, tenemos que presionar desde los municipios para que la CM apruebe la Ley de Residencias que ha presentado Unidas Podemos-Izquierda Unida”.     

También te puede interesar