Este jueves, 31 de marzo, se ha celebrado el pleno municipal con la positiva novedad de que se vuelve a la presencialidad. Al inicio, como es costumbre, se leyeron los nombres de las cuatro mujeres asesinadas por violencia machista desde la celebración del último pleno, guardando un minuto de silencio. Vanesa Millán (Podemos) pasó a leer la declaración institucional de la FEMP, que pone en valor la acción protectora del Estado ante la crisis del coronavirus, con un especial agradecimiento a los trabajadores locales. “Dos años dando lo mejor de vosotros mismos” en “un tiempo muy difícil” leyó la concejala. Por otro lado, el Alcalde Pedro del Cura mandó un afectuoso saludo a la familia de Domingo García Navas, un histórico vecino del municipio recientemente fallecido.

A continuación, la Vicealcaldesa Mónica Carazo pasó a leer la declaración institucional de la FEMP en condena de la agresión de Rusia a Ucrania, expresando “la solidaridad con la población ucraniana” con especial mención al colectivo ucraniano residente en España. La declaración aprobada respalda las vías diplomáticas que permitan restablecer la paz y la legalidad internacional en este conflicto.

La última declaración institucional expresó los profundos lazos de solidaridad entre nuestro municipio y el pueblo saharaui, destacando el alto consenso de los grupos municipales y el reconocimiento a la labor de Rivas Sahel. La Declaración rechaza el plan autonomista de Marruecos, oponiéndose al “giro” efectuado por Pedro Sánchez desde el Gobierno de España, y retoma las demandas que cuentan con el consenso y con el respaldo de la legislación internacional: un proceso de autodeterminación del pueblo saharaui supervisado por la ONU, que culmine el proceso de descolonización. También se hizo mención a las acciones solidarias que se hacen desde Rivas, como la vuelta (tras la pandemia) del programa de Vacaciones en Paz que acoge a niños y niñas saharauis.

AGENDA URBANA LOCAL Y COLABORACIÓN CON EL MINISTERIO

La concejala de Urbanismo, Pilar Gabina Alonso García (PSOE), explicó la aprobación de la propuesta de elaboración de una agenda urbana de Rivas  Vaciamadrid y de la firma del Protocolo general de actuación entre la Secretaría General de Agenda Urbana y Vivienda del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y el Ayuntamiento de Rivas Vaciamadrid.

El municipio busca sumarse así a reflexiones internacionales como las de la Carta de Leipzig (2007), que planteó la necesidad de fijar un límite al desarrollo especulativo, controlando el desarrollo urbano y protegiendo recursos limitados como el agua y el suelo. Según la proponente, la Ley del Suelo española de 2007 fue directa heredera de esta filosofía. “Debemos cambiar nuestros hábitos destructivos” expresaba la propuesta leída por la concejala, que puso en valor iniciativas locales coherentes con esta agenda como las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), el Plan de Economía Circular o la Agenda 2030. Hacer este compromiso a nivel local nos permite sumarnos a una colaboración con la Secretaría General de Agenda Urbana y Vivienda del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que consiguió que el Consejo de Ministros del Gobierno estatal aprobara la Agenda Urbana a nivel estatal en febrero de 2019. Esta agenda contiene 10 objetivos estratégicos y 30 objetivos específicos, con sus correspondientes indicadores de seguimiento.

Vox aprovechó este punto para atacar al Gobierno por iniciar el proceso de “Rivas, párate a pensar” y paralizar las nuevas construcciones, desmarcándose de todas las medidas que -como las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE)- buscan mejorar la sostenibilidad de Rivas-Vaciamadrid. Vanesa Millán (Podemos) agradeció a las distintas áreas de gobierno por la coordinación necesaria para elaborar esta agenda propia a nivel local. También destacó políticas concretas como el Plan de Vivienda Joven y sus 83 viviendas en alquiler, el proyecto del quinto contenedor (en el marco de la estrategia de reciclaje “R de Rivas”) o el plan de infraestructuras verdes, así como el inicio de las obras de enlace con la M-50 o las actuaciones en la Cañada Real. “La Agenda Urbana es un proceso participativo fundamental para el futuro de nuestras ciudades, planificando a largo plazo” explicó Millán. Frente a la emergencia climática, esta estrategia busca aumentar la capacidad de adaptarse desde Rivas a este fenómeno sin perder de vista la cohesión social.

El grupo popular instó a “aterrizar las buenas intenciones” al Gobierno municipal, mostrándose escéptico ante el proceso participativo de “Rivas, párate a pensar”, del que el concejal Francisco José Gallardo dijo “nos hemos parado, pero no sé si estamos pensando”, mostrándose crítico con la forma en la que se habían implementado las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE). El concejal popular también reclamó al Ayuntamiento que firme el último documento de realojos en el marco del Pacto de la Cañada. “Este es un tema que vamos a resolver desde la lealtad institucional” respondió Pedro del Cura, agradeciendo su labor a todas las instituciones implicadas y garantizando la presencia de Rivas en ese acuerdo. “No utilicemos la Cañada para la confrontación política por respeto a las personas afectadas y al espíritu de cooperación que están demostrando las administraciones” pidió el Alcalde al Partido Popular.

Por su parte, el grupo de Ciudadanos destacó el “principio de colaboración” que marca este convenio de la agenda urbana, mostrando su apoyo al mismo. Contestando a Vox, Jorge Badorrey (portavoz de Ciudadanos) puso en valor la globalización y su conexión con las acciones transformadoras que se inician desde los municipios. Por último, la portavoz de IU, Aída Castillejo, recordó que la formalización de este acuerdo supone sencillamente un “deseo de colaboración” que permite participar en una mesa de Agenda Urbana y contar con nuestro plan como proyecto piloto para otros municipios. “Para quienes dudan de si estamos pensando o no en el proceso de Rivas, párate a pensar, les invito a que participen, para que vean lo que está pensando y soñando la ciudadanía” reclamó Castillejo. A estas declaraciones se sumó el PSOE, críticos con las declaraciones de PP y Vox, “parece que a algunas personas les molesta la participación ciudadana” apostilló Pilar Gabina Alonso.

El concejal independiente Bernardo González recordó la importancia de la accesibilidad para las personas con discapacidad, a su juicio ausente en la planificación urbana del municipio. Esta preocupación fue compartida por Pedro del Cura (IU), que puso en valor la capacidad de detectar esos problemas de accesibilidad que implica la elaboración de esta Agenda Urbana. Finalmente, la firma del protocolo y la elaboración de la Agenda Urbana se aprobó con los votos favorables de IU, PSOE, Podemos y Ciudadanos; la abstención del PP y el voto contrario de Vox.

QUEJAS SINDICALES Y FALTA DE PERSONAL

Tras varias semanas de malestar sindical en el Ayuntamiento de Rivas, el pleno aprobó la modificación parcial de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) por 15 votos a favor de las fuerzas de gobierno y 9 en contra de la oposición. Aída Castillejo (IU) explicó la importancia de esta ordenación técnica de la estructura, funciones y recursos humanos del Ayuntamiento. “Cubrir necesidades con nuevos puestos” es uno de los objetivos de esta RPT en cumplimiento de acuerdos previos, según aclaró la portavoz municipal. Educación, infancia y juventud es una de las concejalías que sale reforzada para poder atender las demandas educativas que supone el crecimiento del municipio. Por su parte, Bernardo González (concejal no adscrito) denunció la falta de negociación colectiva que se ha seguido para elaborar esta RPT, al “cumplir el mero trámite” con la convocatoria de dos mesas a las que no asistieron los sindicatos, en protesta por la falta de documentación. “Es indispensable conocer la plantilla de 2022 o la valoración económica de lo que suponen los cambios” explicó el concejal no adscrito, defendiendo las peticiones de documentación de los sindicatos.

Vox denunció la creación de tres puestos de asesoría, que se derivan de los acuerdos plenarios anteriores. El grupo de ultraderecha ignoró las explicaciones aportadas de que estos puestos ya existen y que lo que se hace es recogerlos en la RPT en aras de la transparencia y exhaustividad del análisis, pese a que no existe obligación legal de incluirlos. Por parte del PP, Janette Novo manifestó también su rechazo a la falta de negociación del Ayuntamiento con los sindicatos. La portavoz popular pidió la vuelta a la negociación colectiva, argumentando que se están produciendo cambios sustanciales en las condiciones de trabajo de forma unilateral. “Pedimos que no deis la espalda a los sindicatos y que no se oculte la documentación” exigió Novo. Haciendo referencia literal a las demandas de los representantes de los trabajadores, la concejala popular leyó: “nuestras peticiones no son aceptadas y caen en saco roto en cada mesa de negociación”. El concejal de Ciudadanos, Luis Mas, se sumó a estas quejas y expresó su preocupación por la falta de personal de algunas áreas, como ocurre en la Policía Local. “Los trabajadores municipales están sufriendo la aplicación de Gestiona, entre otros cambios” explicó Mas. Los naranjas reclamaron el cumplimiento de una declaración anterior en la que se reclamaba al Ministerio de Hacienda que permita la ampliación de plantillas municipales, ya que “ya no está Montoro, está Montero” dijo el concejal Luis Mas dirigiendo la exigencia de responsabilidades al PSOE.

El concejal socialista, Luis Gabriel Altares, defendió las potestades de auto-organización que tiene el Gobierno municipal sin contar con los sindicatos. “Una cosa es el deber de negociar y otra cosa la obligación de llegar a acuerdos” explicó Altares, defendiendo la actuación municipal y recordando que las tasas de reposición de las plantillas municipales han venido aumentando desde que gobierna el PSOE. La concejala de Hacienda, Aída Castillejo, criticó que la derecha viniera a “darles lecciones de sindicalismo”.

“Nuestro objetivo sigue siendo dialogar” concluyó Castillejo, recordando que la última reunión de los sindicatos con Alcaldía se saldó con un balance satisfactorio y declaraciones sindicales que mostraban su conformidad con el tono y la metodología empleadas, según la nota publicada por los sindicatos. La portavoz municipal recordó la necesidad de seguir exigiendo al Ministerio de Hacienda que se pueda dedicar el superávit municipal a consolidar las plantillas y fortalecer los servicios públicos. La concejal Janette Novo Castillo (PP) mantuvo, en referencia a la nota publicada, que los sindicatos mantienen sus quejas sobre la falta de documentación. “La RPT de 2020 está judicializada por los sindicatos y no queremos que esta siga por el mismo camino” explicó Novo, manifestando su preocupación por el coste económico de los litigios. “Solo queremos que se negocie antes de que se someta a votación” reclamó la portavoz popular.

El concejal Luis Mas (Cs) calificó la RPT de “un buen parche que no cura los problemas” porque la población de Rivas estaría creciendo mucho más de lo que Hacienda permite que crezcan las plantillas. “Somos delegados sindicales de los ciudadanos de Rivas y por eso no vamos a tener miedo a disentir con los sindicatos cuando buscamos mejorar los servicios públicos” defendió el Alcalde Pedro del Cura en el turno de cierre, sumándose a la exigencia de flexibilidad al Ministerio de Hacienda. “Todavía recuerdo como la derecha denunció el acuerdo de las 35 horas” recordó Del Cura, denunciando lo que calificó de “hipocresía” de algunos grupos de la oposición.

UN REGLAMENTO MENOS PARTICIPATIVO

 La concejala de Hacienda, Aída Castillejo, explica que se hizo un trabajo de aceptación y transacción de diversas alegaciones presentadas, mientras que otras se desecharon por incumplir la normativa. “Agradezco el esfuerzo de los grupos por llegar a un consenso porque sé que no ha sido fácil” dijo la concejala a los grupos que presentaron alegaciones (Partido Popular y Vox). Bernardo González, concejal no adscrito, denunció la “falta de diálogo” que ha existido en el proceso de elaboración del reglamento municipal, porque “el proceso de exposición pública es para los ciudadanos y la sociedad civil, no para que los concejales sigamos modificando el reglamento”.

El Partido Popular se opuso al requisito de tres concejales que se necesita para formar grupo municipal en Rivas-Vaciamadrid, ya que es uno de los límites más elevados entre los Ayuntamientos madrileños (junto a Pozuelo de Alarcón), muchos de los cuáles lo rebajan a dos representantes. En cuanto a las propuestas de los consejos sectoriales, el PP plantea eliminar la posibilidad de que esos consejos sectoriales puedan llevar propuestas sin pasar por los grupos municipales, quedando limitados al turno de palabra reservado a la ciudadanía y asociaciones que tiene lugar al final de los plenos. También defendió que las enmiendas a los Presupuestos tuvieran un plazo de 15 días hábiles, en vez de naturales, ya que la propuesta del Gobierno estaría así recortando los plazos y dificultando el trabajo de la oposición.

La concejala Aída Castillejo afeó al concejal Bernardo González que no participara de la elaboración de alegaciones en el mes de plazo. “Los ciudadanos con su voto ponen a los concejales”  afirmó la representante de IU en referencia al límite de concejales para formar grupo municipal. “Ningún Ayuntamiento permite sacar presupuesto de un área y llevarlo a otra” explicó Aída Castillejo en respuesta a otra de las alegaciones presentadas que planteaba una flexibilización presupuestaria a la hora de mover partidas. La concejala citó los ejemplos de Madrid, Getafe y también la Asamblea de Madrid como respaldo a su argumento. También recordó que los consejos sectoriales permiten la asistencia de los partidos políticos, por lo que la concejala de Hacienda explicó que no comparte la crítica del PP a estos espacios de participación. “Hemos aumentado los tiempos de los debates y control al Gobierno” defendió la portavoz.

Esta última afirmación no se sostiene, en opinión del Partido Popular (PP), la concejala Novo recordó que las interpelaciones se rebajaron a una en la propuesta inicial y solo se mantuvieron en dos tras la propuesta de enmienda del PP (que quería subirlas a tres). “Han cambiado de mociones a propuestas lo que viene de los consejos sectoriales porque saben que no pueden presentar mociones” añadió la concejala popular. Por su parte, Alberto Cabeza (PSOE) puso en valor el tejido asociativo y los órganos de participación “a los que el PP no acude” y sí las fuerzas del Gobierno “a dar la cara”. Finalmente, la reforma del Reglamento municipal salió aprobada por 15 votos a favor, 5 en contra y 4 abstenciones.

FONDOS EUROPEOS

Además, también se aprobó una moción de PSOE, IU y Podemos que pone en valor los fondos europeos y celebra las oportunidades para Rivas que se crean con el Plan de Recuperación impulsado por el Gobierno de España. (19 a favor, 4 en contra y 1 abstención)

Otra de las mociones, presentada por Ciudadanos, buscaba publicar estado de ejecución de las proposiciones, acuerdos y mociones aprobadas en Pleno. El concejal naranja, Luis Mas, hizo un alegato sobre la necesidad de legitimar las instituciones y hacer pedagogía de su funcionamiento como forma de combatir el populismo y la desafección política. Vanesa Millán (Podemos) puso en valor la plataforma de datos abiertos del Ayuntamiento y manifestó su deseo de que existiera la misma transparencia en otros ayuntamientos.

Francisco José Gallardo (PP) puso de manifiesto la necesidad de cumplir con esas mociones “para no llenar de papel mojado los cajones del Ayuntamiento” y reclamó que las mociones se centren en asuntos de competencia municipal, precisamente para asegurar su cumplimiento. Luis Altares (PSOE) recordó que ya se respondió en febrero una pregunta sobre el mismo tema, dándoles indicación de dónde podían encontrar esa información. “Mociones y declaraciones institucionales” sería el apartado de la web en el que se puede encontrar esa información, por lo que según el PSOE se estaría cumpliendo sobradamente con la transparencia y acceso a la información. El concejal Altares recordó que en el Ayuntamiento de Madrid (donde Ciudadanos gestiona Transparencia) se publican con desfase y no informan de su cumplimiento. Además, el PSOE argumentó la falta de recursos humanos para votar en contra de la propuesta de Ciudadanos.

El concejal de IU, José Alfaro, también destacó la labor de transparencia del Ayuntamiento. Su grupo también rechaza un seguimiento de cumplimiento, dado que en muchos casos las mociones no responden a competencias municipales o no puede hacerse un seguimiento cuantitativo. “Ustedes tienen como oposición preguntas y otros mecanismos para ejercer una labor de control y seguimiento a la acción de Gobierno” expuso Alfaro. Luis Mas, concejal de Ciudadanos, respondió a las objeciones recordando que “tras las mociones, están los ciudadanos”. Tras el enconado debate, la propuesta fue rechazada gracias a los votos en contra de los partidos de gobierno.

RUEGOS Y PREGUNTAS

El concejal Antonio Sanz preguntó por las medidas puestas en marcha para acoger a refugiados ucranianos y la concejala Aída Castillejo explicó qué instalaciones se han abierto, poniendo a disposición del Ministerio de Inclusión y Migraciones el albergue juvenil y otras instalaciones, y agradeció la colaboración de la Red de Recuperación de Alimentos de Rivas y de las familias y hoteles que se han ofrecido a acoger gente. Se han contabilizado unas 27 personas ucranianas que han llegado al municipio y en abril se pone en marcha un servicio de traducción y de clases de español para los recién llegados. También respondió a otra pregunta la concejala de Mujer, Yasmin Manji, explicando las acciones llevadas a cabo por el Protocolo contra las Violencias Machistas. Por último, el concejal Antonio Sanz pidió que se instale la bandera ucraniana en el Ayuntamiento en solidaridad con el pueblo ucraniano.

Por otro lado, Bernardo González reclamó la solicitud de entrada del Ayuntamiento de Rivas en la Red de Ciudades Amigas de los Mayores. Marisa Pérez (concejala de Mayores) explicó que se forma parte desde el año pasado y que se está trabajando en el pre-diagnóstico. El concejal no adscrito también detalló más propuestas relacionadas con la acogida de familias ucranianas (como viviendas vacías de la EMV). La portavoz Aída Castillejo detalló las medidas adoptadas y aclaró que no existen ahora mismo viviendas vacías en la EMV.

Janette Novo (PP) elevó un ruego sobre las obligaciones de los dueños de perros de llevarlos atados, en respuesta a un incidente ocurrido en el municipio. Otros ruegos que se elevaron fueron las demandas de los trabajadores del Punto Limpio, los cambios de jornada escolar en varios centros o ampliar la transparencia de los sueldos públicos, entre otros. Cabe también destacar que, finalizando su ausencia por enfermedad, el concejal Manu Castro volvió a asistir al Pleno; una buena noticia que fue celebrada por varios representantes de distintos grupos municipales como muestra de cariño y aprecio a este concejal de Izquierda Unida.

Al finalizar el Pleno, la asociación Rivas Sahel se acogió al derecho de las asociaciones a intervenir, para recordar la importancia de que la ciudadanía de Rivas se comprometa con el programa de Vacaciones en Paz y para agradecer al Pleno la aprobación de la declaración institucional en solidaridad con el Sáhara. En representación de Rivas Sahel, Andrés Sesmero volvió a reclamar al Gobierno que rectifique en su apoyo a la propuesta autonomista de Marruecos, contraria a la legislación internacional y a los consensos de la ONU. Por último, Sesmero llamó a la concentración celebrada esta tarde en la Plaza de la Constitución. V.R.