Perseo (Perseus en Latín y Griego), fue un héroe medio divino de la mitología griega, hijo de Zeus y de la mortal Dánae. Fue el esposo de Andrómeda y tuvo seis hijos. La tradición atribuye a Perseo la fundación de Micenas. Dado que Acrisio, rey de Argos creyó en una profecía que decía que moriría a manos de su propio nieto, con el fin de evitarlo, hizo encerrar a su hija Dánae en una torre, pero – no se sabe muy bien qué pasó – pero la princesa quedó embarazada y dio a luz a Perseo, que junto con su madre fueron arrojados al mar en una pequeña caja de madera y se salvaron, yendo a parar a la isla de Serifos donde su rey les cuidó. Perseo es uno de los más famosos héroes por haber dado muerte a Medusa, la del cabello de serpientes y por liberar a Andrómeda de una muerte segura. Ambos fueron puestos en el Cielo por la diosa Atenea, como constelaciones. La pintura ha dedicado a este mito innumerables obras y os presento una de las que tenemos en el Museo del Prado y nada más y nada menos que de Rubens (Foto1).

Perseo es una constelación de gran tamaño, en el lugar 24 de las constelaciones en cuanto a sus dimensiones y se encuentra en uno de los brazos de los 4 los que posee la galaxia. La constelación Perseo tiene el brazo más largo que bordea a la Vía Láctea y está situada entre Auriga, Cassiopeia y Andrómeda. Se localiza partiendo de la constelación del Cochero (Bootes), prolongando la línea formada por sus estrellas beta y alfa, llegando así a la estrella beta de Perseus, Algol

La constelación posee 158 estrellas bien visibles, siendo las 6 más importantes, en orden de magnitud, las siguientes:

La más brillante es la estrella Mirfak o Algenib (alfa perseii), una estrella supergigante de magnitud 1,7, situada en el centro de un cúmulo abierto denominado Mel 20 (Foto2).

 

La segunda estrella es Algol (beta perseii), famosa por ser una binaria eclipsante compuesta por dos estrellas de órbita muy próxima, eclipsando la estrella más débil (Algol B) a la primaria (Algol A) cada 69 horas. El sistema está a una distancia de sólo 72 años luz.

Zeta perseii es una estrella blanca del tipo B y una magnitud de 2,85, a 1.700 años luz.

Épsilon perseii es una estrella doble blanca del tipo B y una magnitud de 2,89, a 360 años luz de nosotros.

Gamma perseii es un sistema múltiple de magnitud 2,91, siendo sus dos principales componentes una gigante amarilla y una estrella blanca. Están a una distancia de 1.200 años luz.

Delta perseii es una estrella blanca del tipo B y una magnitud de 3,01, a 360 años luz.

Otras estrellas hasta la magnitud 4 es decir, observables a simple vista, son Eta perseii, Theta perseii, Iota perseii, Kappa perseii y Rho perseii. El resto, de 4 mag. hasta 5 mag. son unas seis estrellas. No obstante, con unos buenos prismáticos se pueden ver muchas más.

Entre los objetos de “Cielo Profundo”podemos señalar: “Doble cúmulo de Perseo”, NGC 869 y NGC 864: se trata de dos cúmulos abiertos, de los más bonitos que se pueden observar con prismáticos y pequeños telescopios. Se encuentran a más de 7000 años luz y están separados entre sí varios cientos de años luz (Foto3).


Tr 2: Se trata de un cúmulo abierto muy cercano al doble cúmulo de Perseo, de magnitud 5,9.
M34 – NGC 1039: Este cúmulo abierto de edad intermedia y con unas 100 estrellas queda a unos 1400 años luz y abarca unos 35 minutos de arco, mayor que el diámetro de la Luna llena, siendo su extensión casi de 18 años luz.
M76 – NGC 650: M76 está entre los objetos más débiles del catálogo Messier. Es conocida con los nombres de “Pequeña Nebulosa Dumbbell”, Nebulosa del Corcho, Nebulosa Mariposa o Nebulosa Barbell, y se le han dado dos números NGC puesto que se pensaba que era una nebulosa doble con dos componentes en contacto.
NGC 1260 es una galaxia que se encuentra a unos 76,7 millones de años luz de la Tierra. En esta galaxia explosionó la supernova SN 2006gy, una de las más brillantes jamás registradas.
NGC 1528: Es un cúmulo abierto con unas 40 componentes.
NGC 1342: Es un cúmulo abierto con una magnitud de 6,7, asequible con prismáticos.
NGC 1545: Es un cúmulo abierto bastante grande, con una magnitud de 6,2. Muy visible.
Mel 20 – Cr 39: Es el cúmulo abierto en el que se halla Alfa perseii (Foto2). Es un grupo muy joven a unos 600 años luz que puede ser observado a simple vista. Con prismáticos es espectacular y con telescopio pequeño aún más.

Pero Perseo es famoso por otra característica que nada tiene que ver con la constelación, ni con sus estrellas ni objetos de “Cielo Profundo”y que veremos en el artículo del próximo mes.

Mientras tanto…¡¡ Localizad a Perseo en el Cielo  !!

M. Manero