En la tarde del día 8 de enero, los vecinos y vecinas de la Cañada han lanzado una llamada urgente ante la bajada considerable de temperaturas que se está produciendo. Lo que estas vecinas pedían eran ‘mantas’, simplemente mantas para arropar a sus hijos y arroparse ellas y ellos mismos.

En la mayoría de los sectores de la Cañada siguen sin luz. La energía eléctrica está cortada y se tienen que alumbrar y calentar como pueden.

A las 20:30h., han emitido otro mensaje, agradeciendo la solidaridad de vecinos y vecinas de Rivas, porque en menos de dos horas, les han llegado cerca de 40 mantas.

¡Y encima nos lo agradecen…!

También te puede interesar