Buscar

Ofiuco, una constelación “fantasma” (y II)

La constelación del “Serpentario” se encuentra muy cerca de la Vía Láctea, por lo que la profusión de estrellas es notable. Nos situamos en el mapa estelar adjunto y vemos cómo Ophiucus se encuentra “partida” por la Serpiente, de modo que, constituyendo un solo grupo son dos constelaciones independientes.

Como siempre, haremos un repaso a las estrellas más brillantes, siendo la primera “Alfa Ophiuchi”, que tiene nombre propio: Rash Alhague, una estrella doble blanca a sólo 46 años-luz y 25 veces más luminosa que nuestro Sol (Mag. +2,08).

Le sigue en luminosidad “Eta Ophiuchi”, llamada Sabik, con un brillo de 2,43 y también doble, siendo ambos componentes estrellas blancas. Dista de nosotros 84 años-luz.

La tercera estrella en brillo en “Zeta Ophiuchi”, una estrella azul muy luminosa (74.000 veces nuestro Sol), de mag. +2,54.

La cuarta estrella más brillante es “Delta Ophiuchi”, denominada Yed Prior, de mag. +2,73 y de color rojo.

Por último la quinta estrella de Ophiuco es Cebalrai, “Beta Ophiuchi”, de mag. +2,77 al norte de la constelación.

            Una estrella peculiar es la Estrella de Barnard, la estrella más próxima al Sol después de las tres componentes de Alfa Centauri, situada a unos 6 años luz. Es una enana roja y se cree que puede tener una edad entre 7000 y 12.000 millones de años, es decir, está entre las estrellas más viejas de la Vía Láctea. Esta estrella es la que mayor velocidad radial presenta en el cielo, recorriendo 10,3 segundos de arco en un año. Una auténtica estrella “fugitiva” (:-)).

            Sin duda la “joya de la corona” de Ophiuco es la gran nebulosidad que circunda a la estrella “Rho Ophiuchi”. Esta región, con dos nebulosas oscuras a la izquierda, se encuentra en el centro de la gran área azul de la imagen, catalogada como IC 4604. Antares (Alfa Scorpii) se sitúa en la gran área amarilla y Sigma Scorpii en el área rojiza , donde también está Messier 4 (debajo) entre las dos últimas estrellas. Rho es una estrella cuádruple a 410 años luz, siendo la nube de gas y polvo en la que se sumerge una de las regiones cercanas de la Vía Láctea, donde actualmente se están formando estrellas y quizás sistemas planetarios.

            Otro objeto digno de mención en Ofiuco es la nebulosa planetaria M2-9, también conocida como nebulosa de los “Chorros Gemelos o Mariposa”. Está a unos 2.100 años luz de distancia y la podemos observar en la imagen 3.

            La constelación incluye también algunos objetos “Messier” visibles incluso con prismáticos, siendo destacables: M9, uno de los cúmulos globulares más cercanos al núcleo de la Vía Láctea, y los cúmulos M10 y M12, distantes 14.300 y 16.000 años luz respectivamente. El cúmulo globular M19 (en la imagen), se considera uno de los cúmulos globulares más deformados que existen, su forma ovoidal se debe sin duda a su proximidad al centro galáctico, donde el existente “agujero negro” es el rey con su gran “tirón” gravitatorio. M62, es también un cúmulo globular irregular, por la misma razón que M19 y es uno de los cúmulos más masivos y luminosos de nuestra galaxia.

Por último cabe mencionar al cúmulo globular M107,  cúmulo poco denso y muy cercano al plano galáctico a una distancia de unos 20.000 años luz de la Tierra (en la imagen).

La constelación comprende muchas estrellas en las que se han localizado planetas a su alrededor, algunos de ellos calificados como “rocosos”, como la Tierra o Marte y no cabe duda que con las exploraciones que está realizando el Telescopio Espacial James Webb nos veremos cada día más sorprendidos de la cantidad de mundos que se encuentran en nuestra Galaxia.

                        Recordad que la constelación de Ophiuco es especialmente visible entre Diciembre y Enero, pero que, al estar situada en el ecuador, es accesible casi todo el año, así que, a enfocar los prismáticos hacia ella.

¡Difunde la noticia!

Noticias Relacionadas