Sistema de Bus de Uso Prioritario (BuP) en Madrid. De alta capacidad con preferencia semafórica en las intersecciones para conectar los nuevos desarrollos urbanísticos del sureste de la capital -El Cañaveral, Los Cerros, Los Ahijones, Los Berrocales, PAU de Vallecas y Valdecarros-. 

Estos autobuses eléctricos permitirán los desplazamientos de los usuarios entre las paradas más próximas de Metro, autobuses y Cercanías. 

El BuP es un modelo de transporte público que circulará en paralelo a las carreteras M-45 y M-50 con paradas que tendrán una distancia entre 300 y 500 metros, en terrenos donde la geología y la geotecnia no hace aconsejable la ejecución de un metro pesado subterráneo. Tiene características similares a las de Metro Ligero, con una frecuencia de paso de entre 3 a 10 minutos y una velocidad de entre 15 y 30 km/h. 

Se trata de un proyecto de las mismas características que el que se pondrá en marcha en Madrid Nuevo Norte, donde esta plataforma de autobuses se desplazará en paralelo a la nueva línea de Metro automatizada en esta zona del norte de la capital y que entrará en funcionamiento a partir de 2029. 

AMPLIACIÓN LÍNEA 11 DE METRO 

A finales de este año comenzarán las obras de prolongación de la Línea 11 de Metro, con un primer tramo de siete kilómetros que unirá las estaciones de Plaza Elíptica con Conde de Casal, cuyas obras están previstas que finalicen en 2026, con un presupuesto de más de 500 millones de euros. 

Cuando esté completamente finalizada, tendrá una extensión de 33 kilómetros, conectará la estación de Cuatro Vientos con Valdebebas, circulará por tres de los intercambiadores de transporte de Madrid y puntos estratégicos como la estación de Atocha o el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, dando cobertura a los nuevos desarrollos residenciales de la zona norte de la capital, así como al Hospital público Enfermera Isabel Zendal, la Ciudad de la Justicia y la ampliación de IFEMA, entre otros lugares. 

Además, el próximo año se licitarán los trabajos para ampliar la línea 5 de Metro entre las estaciones de Alameda de Osuna y la nueva que se va a construir en las terminales T1, T2 y T3 del aeródromo madrileño. Este desarrollo contará con una inversión de 98,6 millones de euros y un plazo de ejecución de 24 meses. 

ANILLO INTERMODAL DE INTERCAMBIADORES 

Los nuevos intercambiadores de transporte que la Comunidad de Madrid tiene previsto construir en Valdebebas, Conde de Casal, Chamartín y Legazpi se unirán a los cinco ya existentes -Plaza de Castilla, Moncloa, Príncipe Pío, Plaza Elíptica y Avenida de América-, para dar lugar al nuevo Anillo Intermodal de Intercambiadores. 

La inversión para estas infraestructuras es superior a los 177 millones de euros, y en ellas se van a incorporar las últimas tecnologías para contribuir a que el transporte público en la región sea cada vez más más eficiente, cómodo y rápido. 

CREACIÓN DEL HUB LOGÍSTICO GLOBAL DEL SUR DE EUROPA 

Se pretende que Madrid se convierta en el hub logístico global del sur de Europa a través de la colaboración público-privada. De este modo, se está impulsando la carga aérea a través del aeropuerto internacional Adolfo Suárez Madrid-Barajas, aprovechando el liderazgo en las conexiones aéreas con Latinoamérica y de forma creciente con Asia. 

Para ello, ya se está trabajando en un proyecto conjunto con la asociación MADCARGO. Además, en el entorno que rodea a las terminales del aeródromo madrileño se ubica el denominado Corredor del Henares, que reúne el 58% de este tipo de suelo, con más de 6,3 millones de metros cuadrados de naves dedicadas exclusivamente a la actividad logística. 

La extensa red de infraestructuras y la posibilidad que ofrece de acceder rápidamente a otros mercados es el motivo principal para invertir o instalarse en Madrid para el 40% de las grandes empresas extranjeras que operan en la región. Además, se concentra en la región el 60% de los flujos internacionales de mercancías que entran en España, y el 33% de los nacionales y suma el 54,1% de la facturación nacional del sector de mercancías en avión. 

NUEVA ESTRATEGIA DE SEGURIDAD VIARIA 2022/30 

En lo referente a las carreteras, el objetivo es reducir las víctimas mortales y lesiones graves en un 50% en 2030 tanto en conductores como en peatones. El pasado 1 de julio se constituyó la Comisión Interdepartamental de Seguridad Viaria, foro permanente de participación y trabajo compartido con las consejerías y actores clave en materia de seguridad vial. 

Por otro lado, dentro de la Estrategia de Conservación de Carreteras 2022/25, cuya finalidad es mantener los cinco grandes ejes de los más de 2.500 kilómetros de vías de la región, la Administración autonómica va a poner en marcha el Plan Especial de Asfaltado, por un importe de 17,5 millones para seguir dotando a las carreteras del equipamiento necesario para la circulación del conductor y la gestión del tráfico, así como el mantenimiento y reparación de más de 900 estructuras como puentes, pontones, pasarelas y pasos inferiores peatonales.