Un poco antes de la pausa veraniega vamos a abordar una pequeña pero muy bonita constelación ecuatorial. Se trata de la constelación del Delfín.

El Delfín (o Delphinus en su nombre latino) resulta muy reconocible en el cielo porque su forma recuerda a la de un delfín saltando en el mar. Dado que es pequeña y requiere una buena vista o prismáticos, os voy a dar las coordenadas por si queréis enfocar un pequeño telescopio de aficionado.

La constelación limita con otras seis constelaciones: Acuario, Aquila, Equuleus, Pegasus, Sagitta y Vulpecula.

Ascensión recta: Entre 20h 14,24m y 21h 8,99m. Declinación: Entre 2,40º y 20,94º.

Según los escritores griegos Arato de Solos y Eratóstenes de Cirene, entre otros, la célebre diosa nereida Anfítrite accedió a casarse con el Rey del Mar Poseidón (o Neptuno en Roma), que con anterioridad había intentado esconderse del Rey y que fue encontrada entre las islas de la Atlántida por Delfino, un delfín enviado por Poseidón, quien para darle las gracias situó al mamífero marino entre las estrellas.

La constelación comprende unas 40 estrellas visibles con prismáticos y su mejor mes para verla es el de Septiembre. Sus 5 estrellas más brillantes son:

  • Beta delphini (Rotanev), estrella de mag. 3,6 y binaria, aunque en total se ven cinco muy próximas, pero 3 de ellas es por efecto óptico.
  • Alfa delphini es una estrella de 3,8 mag. y se presenta con 7 componentes, aunque sólo 2 están relacionadas físicamente. Tiene nombre propio: Sualocin, que curiosamente, leído al revés es Nicolaus, nombre del ayudante del astrónomo siciliano Giuseppe Piazzi, el descubridor del hoy planeta Ceres.
  • Épsilon Delphini (Aldulfino Deneb Dulfim), una estrella blanco-azulada de magnitud 3,95, la tercera más brillante de la constelación, la cola del delfín.
  • La cuarta más brillante es Delta Delphini, estrella variable de magnitud 4,43. Junto con las tres primeras forma el asterismo (conjunto visual de estrellas) llamado el Ataúd de Job, que es en realidad el cuerpo del delfín.
  • Por último una estrella binaria preciosa, Gamma Delphini,cuyas dos componentes, Delphini A (la estrella principal) y Delphini B (la secundaria), separadas unos 10” de arco, se pueden resolver con un pequeño telescopio y es uno de los objetos más interesantes para los astrónomos aficionados.

El Delfín cuenta con pocos objetos de cielo profundo, destacando el cúmulo globular NGC7006, al este de gamma delphini y lejísimos, unos 150.000 años-luz, así como una nebulosa planetaria accesible con telescopios de aficionados (mag. 12). El cúmulo mencionado ha sido fotografiado con el Telescopio Espacial Hubble e incluyo su fotografía en el artículo (foto3).

Os invito este final de verano a dirigir vuestros prismáticos a esta bonita constelación, con la seguridad de que su bello asterismo no os va a defraudar. Recordad, en Septiembre, a la izquierda de Altair…

¡¡ Mirad al Cielo!!

Manuel Manero

 

 

 

 

M. Manero