Como ya hemos hecho en otras ocasiones, este mes vamos a convertir una mesilla antigua de dormitorio en un mueble bar para darle nuevas utilidades

MATERIALES 

  • La mesilla a transformar
  • Lijas
  • Pinturas
  • Brochas
  • Cola blanca
  • Pintura roja
  • Cera oscura
  • Papel de decoración para el interior
  • Un grifo y una llave de agua para actuar de tiradores

REALIZACIÓN 

Antes de empezar a recomponer el mueble, habrá que darle un profundo lijado para quitar barnices y posibles imperfecciones. Encolaremos todas piezas que puedan estar sueltas y pasamos a la fase de pintura.

Vamos a aplicarle un par de manos de pintura roja, y como siempre os digo, deberéis dejar secar completamente y lijar entre mano y mano. Con el pintado terminado daremos nuevamente un lijado para desgastar la pintura y dejar entrever los bordes de la madera.

Remataremos el mueble dando una capa de cera y dejando unas zonas más oscuras que otras, para lo que bastará con eliminar el exceso de cera.

Forramos el interior con el papel que pegaremos con la cola blanca y terminaremos colocando los tiradores, en mi caso he utilizado para la puerta un grifo y para el cajón una llave de paso de agua.

Mª Dolores Fernández

Artesana