La nueva Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios amplía en un año la garantía de los productos.

La Concejalía de Salud del Ayuntamiento de Rivas ha dado a conocer la modificación de la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios que ha entrado en vigor este 1 de enero de 2022 y que supone una importante ampliación de los derechos de las personas consumidoras en relación con la garantía de los bienes de consumo que compren.

Con la nueva normativa, el plazo de garantía de los productos se incrementa en un año, pasando de dos a tres. Además, los fabricantes deberán asegurar que las piezas de repuesto de sus productos estarán a disposición de la persona consumidora durante un plazo de diez años. Hasta ahora, este plazo estaba fijado en cinco años.

MAYOR PLAZO ANTE DEFECTOS
Las personas consumidoras encontrarán una nueva ventaja con respecto a la ley que ha estado vigente hasta el año pasado, tal y como destacan desde el departamento de Consumo del Ayuntamiento ripense. “La nueva ley estatal modifica el anterior plazo de seis meses en el que se aplicaba la presunción de existencia de defecto de origen, y lo amplía a dos años”, explican.

Foto adjunta: Un puesto en el mercado del recinto multifuncional.