Buscar

Madrid es la comunidad donde más población cree pertenecer a una clase alta o media-alta

Mayor creencia de clase alta en Madrid

Según un estudio a partir de los barómetros del CIS.

El 10,5% de los madrileños cree pertenecer a una clase alta o media-alta, según este análisis independiente realizado por el consultor de comunicación Pablo Gracia con los microdatos de todos los barómetros del CIS del último año. Según este análisis, el 51,5% se percibe de clase media, el 22,9% de clase media-baja y el 8,6% dice encontrarse en la clase baja o pobre.

Además, el 4,3% de los madrileños encuestados ha asegurado que no cree en el concepto de ‘clases’ o que pertenece a una clase distinta de las anteriormente descritas. El 2,2% no ha querido o no ha sabido especificar a qué clase pertenece.

ClasePoblación que se percibe de una clase
Clase alta y media-alta10,5%
Clase media51,5%
Clase media-baja22,9%
Clase baja/pobre8,6%
Otras4,3%
NS/NC2,2%
Datos de la Comunidad de Madrid

Pablo Gracia, autor del estudio, ha aclarado que «estas cifras muestran la clase social en la que se autoubican los encuestados, aunque luego en la realidad pudieran ser considerados de una clase completamente distinta. “¿A qué clase social diría usted que pertenece?” fue la pregunta exacta, de modo que siempre hablamos de una cuestión subjetiva».

Las personas que viven en una capital tienen más probabilidades de sentirse de clase alta

De todas las variables estudiadas hay tres que llaman especialmente la atención.

En primer lugar, los ingresos del hogar. Los hogares con mayores ingresos son los que más se autoperciban de clase ‘alta o media-alta’. Sin embargo, las clases se solapan en muchos rangos de ingresos.

Por ejemplo, el 21,5% de las personas en hogares con menos de 1.100 euros netos al mes se considera de clase media. También lo hace el 55,6% en hogares con unos ingresos superiores a 5.000 euros netos al mes.

Los ingresos son muy dispares y la precepción de clase es la misma.

Pablo Gracia, autor del presente análisis, ha explicado que «según a quién preguntemos, el concepto de lo que es una clase tiene una amplia variedad de interpretaciones que van más allá de los ingresos. Algunas personas en hogares por debajo de los 1.100 euros al mes se consideran de clase media-alta, aunque es un caso excepcional».

Otra variable interesante es la relacionada con la edad: las personas más jóvenes tienden ligeramente a pensar que pertenecen a una clase social superior.

El 9,2% de las personas entre 20 y 29 años cree ser de clase alta y media alta, cifra que desciende paralelamente a la edad hasta el 4,5% de las personas mayores de 70 años.

Sin embargo, este descenso no se trata de una devaluación de clase, ya que las respuestas ‘otras’ y ‘NS/NC’ también aumentan con la edad.

Por último, las personas que viven en una capital tienden a sentirse de clase alta o media alta: el 9,1% de los habitantes de una capital autonómica se considera al menos de clase media-alta. En el caso de los municipios sin capitalidad, este dato es del 5%.

Paralelamente, las personas que viven en otros municipios sin capitalidad se sienten de clase media-baja o baja de forma más habitual.

Pablo Gracia, consultor de comunicación en apablo.com, ha aclarado que «las capitales suelen tener una economía más dinámica y ofrecen más oportunidades, razón por la que probablemente más personas se sientan de una clase media-alta. Las propiedades inmobiliarias también suelen tener un valor mayor en las capitales, lo que podría inclinar la balanza a la hora de que una persona se autodefina de una clase u otra».

¡Difunde la noticia!