Se cumple ahora un año desde que la pandemia nos atravesó en todos los ámbitos de nuestra vida. Un año que nos ha hecho enfrentarnos a retos desconocidos. Desde entonces, los  ayuntamientos no hemos dejado de estar en primera línea como escudo municipal poniendo en marcha varias medidas para afrontar la crisis sanitaria, la recuperación económica y proteger a las personas.

En Rivas siempre tuvimos claro que no podíamos dejar nadie atrás. Por eso, desde este Gobierno hemos trabajado para sacar adelante unos presupuestos municipales, movilizando todos los recursos disponibles, para que diesen continuidad y cumplimiento al Pacto de Ciudad del que nos dotamos, un documento de consenso político, sindical, empresarial y ciudadano, que recoge un centenar de medidas para la reactivación social y económica del municipio.

En este contexto de crisis social y económica, los ayuntamientos no podemos seguir siendo los grandes olvidados. Como comentaba, llevamos un año asumiendo los gastos derivados de la COVID-19, sin percibir ayuda autonómica alguna, a la que ahora se suman los gastos para reparar los efectos de la borrasca Filomena, cuyos municipios de la región madrileña nos hemos visto gravemente afectados.

Porque somos las administraciones más cercanas a la ciudadanía. La primera puerta a la que se llama cuando la gente tiene un problema, una necesidad o una inquietud.  Y aunque nunca nos habíamos encontrado en una situación tan excepcional, en tiempos de crisis, los ayuntamientos desempeñamos un papel esencial porque conocemos sobre el terreno las situaciones reales que vivimos en los municipios.

Urge que la Comunidad de Madrid se implique con los 179 municipios para paliar los daños causados por el fuerte temporal de nieve que vivimos en el inicio de este año. Urge porque mientras la Comunidad ha recibido más de tres mil millones de euros del gobierno central y de fondos europeos como fondo extraordinario COVID y para sanidad y educación, muchos ayuntamientos se encuentran en quiebra económica. Los municipios debemos trabajar conjuntamente con el Gobierno regional para dar una respuesta eficaz a nuestra ciudadanía en las circunstancias actuales. Es de justicia. Máxime cuando a diferencia de la crisis anterior, ahora sí existen fondos que les están llegando a las comunidades autónomas.

Por eso, desde Rivas, en el último pleno, hemos reclamado a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, la creación de un Fondo Filomena de 1500 millones de euros para reparar los daños sufridos por el temporal, la creación de un Fondo de Regeneración Verde de 300 millones de euros para destinar a planes de arbolado y rehabilitación de zonas verdes dañadas por la borrasca, así como la recuperación de convenios para sufragar los gastos sobrevenidos de mantenimiento y limpieza en los centros educativos a través de los Fondos REACT-EU, que tienen como prioridad reforzar la educación, la sanidad y los servicios sociales. Unas medidas que también he trasladado a la Federación de Municipios de Madrid (FMM) y sea desde ese espacio municipalista donde se empuje para garantizar que lleguen a los ayuntamientos y a su ciudadanía los recursos necesarios para amortiguar los daños causados por Filomena.

Pedro del Cura, Alcalde de Rivas Vaciamadrid

También te puede interesar