Se trata de las obras de la quinta fase del Plan de Mejora y Revitalización, con una inversión de medio millón de euros, cofinanciados por el Ayuntamiento y la Unión Europea.