Más de tres millones de personas realizan labores de voluntariado en España, cifra récord de la serie histórica

 

Un total de 3,3 millones de personas, el 8,2% de la población española, realizan actualmente labores de voluntariado en España, casi dos puntos más que en 2021, un guarismo que nunca se había alcanzado en el país.

Así consta en el último informe del Observatorio del Voluntariado que ha editado la Plataforma del Voluntariado de España (PVE), un trabajo que se ha realizado con el apoyo del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

El trabajo pone de manifiesto que en España hay 3,3 millones de personas mayores de 14 años que realizan labores de voluntariado, el 8,2% de la población, una cifra récord que representa un aumento de casi dos pasos respecto al año pasado.

El perfil del voluntario en España es el de una mujer, con edades comprendidas entre 25 y 45 años, con un nivel de estudios alto, que reside en una población de tamaño mediano o grande, trabaja y vive en un hogar con dos miembros y no tiene menores o personas dependientes a su cargo. Además de labores de voluntariado, también colabora con alguna ONG.

En ese sentido, el informe destaca la feminización del voluntariado al pasar del 54% de mujeres y 46% de hombres en 2021 al 56% de mujeres y el 44% de hombres en 2022. El leve incremento se observa en todas las franjas de edad; pero se acentúa entre los menores de 25 años y entre los mayores de 65 años, un segmento de la población en el que se alcanzan las cifras prepandemia.

En relación con la juventud, cabe destacar que hay aproximadamente un millón de voluntarios jóvenes en España; el 60% de los cuales lo hace una o más de una vez por semana, siendo los entornos preferidos para ejercer la tarea solidaria el ocio y tiempo libre, seguido del social y del educativo.

En su mayoría, se dedican exclusivamente a estudiar, si bien el 35% tiene empleo. En el informe aseguran que empezaron en el voluntariado por influencia de su entorno más cercano (familia o amistades) más que por la información que les llegó a través del entorno digital y de las redes sociales.

El estudio pone de manifiesto que la juventud que hace voluntariado está creciendo y supera a la media del conjunto de la población del país.

Por su parte, el 58% de los encuestados reconoce que tener un trabajo no representa un impedimento para hacer voluntariado; sin embargo, confiesan que los obstáculos para practicarlo son tener menores de edad o personas con dependencia a su cargo. Por último, el 10% de las personas que realizan alguna tarea solidaria tiene alguna discapacidad.