La Comunidad de Madrid destinará más de siete millones de euros a indemnizar a los vecinos afectados por las obras de la línea 7B de Metro en San Fernando de Henares, según el informe conocido durante la reunión celebrada por el Consejo de Gobierno en la Real Casa de Correos.

Según informó el Ejecutivo regional en un comunicado, actualmente está tramitando los expedientes de responsabilidad patrimonial con los que se pagará a los propietarios de los inmuebles, de forma individualizada, por lo que cada uno de ellos y dependiendo de sus circunstancias personales contará con una compensación u otra.

La cuantía máxima que se entregará a los vecinos afectados será superior a 355.000 euros y la mínima de 136.000 euros. En paralelo, también se están resolviendo los importes de las plazas de garaje, cuya cuantía oscilará entre los 10.000 y los 33.000 euros.

El Gobierno autonómico se reunirá próximamente con cada uno de los vecinos afectados para comunicarles el importe de las indemnizaciones, parte de ellas elaboradas por la empresa Tinsa, referente en valoraciones de inmuebles, y por los propios técnicos de la Consejería de Transportes e Infraestructuras.

REGISTRO ÚNICO

El consejero de Transportes e Infraestructuras, David Pérez, afirmó este miércoles que “esta cuantía cubrirá el valor del inmueble, el mobiliario, el daño moral, el daño emergente y el lucro cesante”, y añadió que el objetivo es “ofrecer a las familias la máxima compensación posible con la que poder ayudarles a rehacer sus vidas”.

Por otra parte, Pérez anunció que se ha creado un registro auxiliar, que funcionará como único, donde los vecinos podrán aportar cualquier documentación que estimen oportuno sin tener que desplazarse a cualquier otra instancia de la administración pública, autonómica o local.

Este servicio está ubicado en la Oficina de Información que la Administración autonómica puso en marcha el pasado mes de octubre para atender a todos los habitantes del municipio que quieran conocer más datos sobre el estado de sus indemnizaciones, de los anticipos, estado de las obras, los proyectos y de cualquier otra cuestión o iniciativa que quieren plantear.

En la actualidad hay 72 familias realojadas. En 27 casos se ha terminado el plazo del realojo establecido en la orden de emergencia que dictó el Gobierno madrileño y al no poderse ampliarse se ha llegado a un acuerdo con los vecinos por el que se les pagará 798 euros al mes durante seis meses, mediante la entrega de un cheque de 4.788 euros en concepto de anticipo. Estará en vigor hasta que tengan las correspondientes indemnizaciones tras el derribo de sus viviendas. De momento, se han tramitado diez ayudas de este tipo.