Rivamadrid y varias entidades del sector que operan en la ciudad firman un convenio que mejora y ordena la gestión de los restos de poda.

La empresa municipal Rivamadrid ha firmado un convenio de residuos vegetales con empresas del sector de la jardinería para que puedan depositarlos en el punto limpio de la calle de Severo Ochoa, 8. Se trata de un acuerdo de colaboración que, en cumplimiento de la ley de residuos, va a facilitar su gestión, siendo esta ahora más sencilla, organizada y sostenible.

En el punto limpio de Severo Ochoa se ha habilitado un contenedor específico para estas empresas, introduciendo una mejora en el muelle de descarga que facilita la operación desde el vehículo por medio de una rampa. La instalación municipal cuenta, además, con otros dos contenedores de estas características: uno para la ciudadanía (que así emplea el suyo propio, sin que se colmate con los vertidos empresariales) y otro para Rivamadrid.

Las empresas que se acogen a este convenio reciben un sello de Rivamadrid que verifica la buena práctica empresarial. De momento, estas firmas son Arquitectura Vegetal, Alnus Paisajistas, Maier Maier Jardineros, Rivas Jardín, Urbaflor, Antiguo Roble y Jardinería Muñoz. Se pueden sumar otras que estén dispuestas a incorporar el nuevo protocolo de actuación.

FIRMAS RESPONSABLES
Se trata de empresas que garantizan que los restos vegetales se depositan correctamente en el punto limpio y no finalizan vertidos ilegalmente en la vía pública, lo que genera un coste financiero a las arcas públicas, pues se debe destinar tiempo y dinero a su retirada por parte de los servicios municipales. Además, esa práctica ilícita inutiliza parte del espacio público.

Desde Rivamadrid se pide que cuando se contraten servicios de jardinería de estas características se haga con empresas del sector cuyo proceder es legal. Una guía de referencia puede ser el listado de entidades indicado anteriormente.

SENCILLO Y ORGANIZADO
“El convenio impulsa actuaciones seguras desde el punto de vista medioambiental y facilita la gestión de los residuos vegetales en cumplimiento de la ley. Con esta iniciativa, la recogida es más sencilla, organizada y sostenible”, explica la consejera delegada de Rivamadrid y concejala de Transición Ecológica, Vanesa Millán.

Foto adjunta: Entrada al punto limpio de la calle de Severo Ochoa. MARIO F. TREJO