Las 83 viviendas se prevén para el segundo semestre de 2025

Las 83 viviendas se preven para el segundo semestre de 2025

En junio se ha formalizado la contratación de la continuación de las obras.

El Ayuntamiento de Rivas informó en enero de este año de un retraso en las obras de las 83 viviendas de alquiler de la EMV y una nueva licitación.

Tras lanzar la licitación este año, en julio se ha firmado el contrato por parte de la EMV y Nuicon Construcciones y Protectos, la empresa adjudicataria. Nuicon ha resultado adjudicatario de las 83 viviendas al proponer un precio de 8.685.000 €, frente a los 9.650.000 € máximos. A este millón de euros, sin impuestos, se le suma una mejora de 5 meses de reducción del plazo de ejecución, frente a los 18 iniciales. Los trece meses de compromiso de construcción se cumplirían a lo largo del segundo trimestre de 2025. El Ayuntamiento no tiene en cuenta en su planificación estos meses de mejora, «si terminan antes estaremos encantadas», señala Aída Castillejo, alcaldesa de Rivas. Desde el Ayuntamiento indican que «lo que viene como una mejora, al final termina siendo la realidad de un plazo que termina en tiempo y forma».

Nuicon ha sido la empresa que ha realizado la mejor oferta económica de las 4 presentadas. La oferta más alta la realizó TAPUSA, la empresa adjudicataria en 2022 pero que no ha finalizado la construcción de las viviendas.

Situación del Plan de Vivienda

El 14 de febrero de 2022 la EMV firmó el contrato de adjudicación con la empresa TAPUSA, S.A. «para la construcción del Plan Nuevo de Vivienda», según informaba la Empresa Municipal de la Vivienda. Este plan, consistente en la construcción de 83 viviendas de alquiler para jóvenes, se había activado en 2018 para su inicio en 2019. En mayo de 2022 el entonces alcalde, Pedro del Cura, participó en el acto de la puesta de la primera piedra.

La finalización de estas viviendas debería de haberse producido en diciembre de 2023, 19 meses después. Sin embargo, la EMV denunció un abandono de las obras por parte de la constructora desde el 1 de octubre de 2023. Tras un estudio posterior, se analizó que la obra ejecutada y certificada hasta el momento de la paralización «correspondía a un 18,94% del presupuesto de ejecución inicial».

Debido a la necesidad de un nuevo contrato, para la construcción del 80% restante, el ayuntamiento ha introducido modificaciones respecto a normativa urbanística, dado que el proyecto se inició en 2009 y ha habido cambios legislativos en materia urbanística. Junto a esas modificaciones, también se incluirán “mejoras en las propias viviendas”.

¡Difunde la noticia!