Podle nejnovějších studií je vlastní rodina spolu s rodinou přátel… zařazena do… Seznam členů… specifikace  ednotlivých… (in accordance with the most recent studies, the own family, together with friends´s family… is classed into the… List of members… specifications of particular…) ¿Pero…, qué estoy diciendo?, ¿desvarío?, ¿mi mente va por autónoma?
Ya ni siquiera soy capaz de controlar lo que pienso. Cambio radical. ¿Acaso surgen de las profundidades del alma partes de mí que desconocía?
Tendré que efectuar análisis profundos para ver si he de acometer cambios en el ámbito emocional!
Aprovecharé la oscuridad antes de que salga la Luna. Tengo que poner en orden mis ideas. O al menos intentarlo (Cuatro cuervos se deslizan con vuelo rasante paralelos al acantilado, en perfecta formación militar; parecen aviones de combate…, quizás sean los cuatro jinetes de la Apocalipsis, no sé.)
Es curioso, pero aunque no soy capaz de controlar mi cerebro percibo con gran lucidez y precisión milimétrica tu estado emocional ¿Facultad intuitiva acentuada?
¿Tienes los dientes torcidos? Objetivo Birmania…
(Sabes perfectamente lo que tenemos que hacer, aunque el problema estriba en determinar cuándo debemos iniciar la acción.)
NOTA A PIE DE PÁGINA: como quiera que este espacio es reducido, tengo que restringir los ruegos habituales para que desde Europa se tomen medidas efectivas para ayudar a los refugiados. No solamente a los ucranianos, sino también a los africanos, subsaharianos o magrebíes, o a los afganos o sirios (ya olvidados), a todos lo que sufren. A pesar de los gravísimos problemas que ahora tenemos “en casa” por causa del Covid-19, el “coronavirus” dichoso, en Europa y en España no cejamos en el empeño: seguimos cerrando fronteras; continuamos levantando barreras, unas de espino y otras de papel, algunas —mucho peor— de acero invisible, barricadas custodiadas por cíclopes y dragones (malditas leyes e ideologías). Cientos, miles de muros y vallas siguen elevándose hacia los cielos en todo el mundo…. Cientos de miles, millones de personas, continúan sin poder ejercer uno de los derechos elementales del ser humano. Lejos de resolverse, la situación se agrava cada día más ¿Quién ha dicho que tenemos derecho a levantar vallas y a cerrar fronteras? ¿a quiénes queremos engañar?
Y no queremos terminar sin volver a recordar un asunto puntual importantísimo para ayudar en España como es el de solucionar de una vez por todas la insoportable la situación española en el asunto de los desahucios: cientos, miles de familias quedan en la calle porque la legislación española no soluciona la gran estafa que la Banca ha propiciado en las últimas décadas; auténtico pillaje que está dinamitando la cohesión social. A pesar de la grave situación actual, tampoco eso cambia y sigue su curso exactamente igual que hace unos meses. La Banca es implacable…

Y todo eso hay que hacerlo dejando aparte cualquier tipo de consideración ética y/o moral dejando de lado las ideologías, las creencias religiosas y las consideraciones económicas… eso hay que hacerlo
simplemente PORQUE ES LO CORRECTO.