Más de 11 millones de euros para ‘mantener el buen estado del vertedero de Loeches’. Y Otros 3,7 para ‘los proyectos de los vertederos del Sur y Noroeste’.

El último Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó una inversión de 11.129.056 euros, para «mantener el buen estado el complejo medioambiental de reciclaje de Loeches durante los próximos cuatro años». Aquí es donde nos obligan a llevar las basuras a los vecinos y vecinas de Rivas. También se ha aprobado un montante de 3,7 millones para que la Mancomunidad del Sur y del Noroeste puedan redactar los proyectos técnicos de sus futuras instalaciones de acuerdo con los parámetros y requisitos que exige la Unión Europea.

Pero es que la Unión Europea no dice que las basuras se tengan que seguir enterrando, que es lo que se ha venido haciendo hasta ahora, tanto en Alcalá, como en Valdemingómez o Loeches actualmente. La Unión Europea en su normativa lo que prioriza es la reducción de desechos y el reciclado fundamentalmente.

La Comunidad de Madrid tiene dos temas claves dentro de la política de RSU: uno es el cierre definitivo de Valdemingómez antes de 2025 y el otro elaborar un Plan General de Residuos para toda la región.

La concejala de Transición Ecológica de Rivas Vaciamadrid, declara al respecto “El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso cree que con meter unos cuantos miles de euros en el vertedero de Loeches, se resuelve el problema de las basuras y se olvida de que lo verdaderamente urgente es un Plan General de Residuos regional que que responda a la situación actual. En Rivas nos estamos enfrentando solos a una realidad que nos obliga a cambiar los hábitos de personas y de nuestra administración, trabajando en nuestro propio Plan de Economía Circular – Con R de Rivas-”. “La señora Ayuso se limita a poner dinero para que las basuras se sigan enterrando”.

Y de paso, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso aprobó en el Consejo de Gobierno del pasado miércoles el anteproyecto de la Ley de medidas urgentes para impulsar la actividad económica y la modernización de la Administración de la región, conocida como Ley Ómnibus, con la que modificarán 32 leyes y cinco decretos.

Se publicó el proyecto y memoria de análisis impacto normativo el pasado día 24/12/21 y da de plazo hasta el 3/01/22 para estudiarlo y formular alegaciones. Más de lo mismo, con ‘nocturnidad y alevosía’ nos quieren colar una reforma que no nos va a favorecer nada a los vecinos y vecinas de Madrid, en plenas navidades, sin información, ni solicitud de opinión alguna a colectivos ecologistas, ni a los ayuntamientos afectados.

La oposición carga contra el «tremendo atropello» del Gobierno de la Comunidad de Madrid, ‘regalo de Navidad envenenado’ para los ciudadanos madrileños.